Una de cada 3 mujeres está presa por crímenes federales

   La mayoría por delitos contra la salud
Una de cada 3 mujeres está presa por crímenes federales
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México, DF.- 14/09/2012

Al ser detenidas, las mexicanas acusadas de algún delito enfrentan todo tipo de violencia y condiciones carcelarias inhumanas por el sólo hecho de ser mujeres, afirman especialistas.

Según varias investigaciones, organizaciones civiles han detectado que a diferencia de la mayoría de los centros de reclusión varoniles que cuentan con áreas para actividades físicas, laborales, educativas y médicas, los espacios para las mujeres presas suelen ser reducidos y sin equipo adecuado, lo que les niega el goce de sus Derechos Humanos, en especial el derecho a una vida libre de violencia.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señala que hasta abril de este año la población penitenciaria femenina ascendía a 11 mil 172; de ellas, 7 mil 573 se encuentran en los centros carcelarios denominados mixtos.

En el informe "Situación de las personas privadas de la libertad en México", presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en marzo pasado, se indica que desde el momento de la detención las mujeres reciben malos tratos, y algunas refieren haber sido torturadas mediante golpes, uso de bolsas de plástico para impedirles respirar, toques eléctricos en los senos, y sufrir violencia psicológica como amenazas, y violación sexual.

Se ha ignorado que las mujeres privadas de libertad son víctimas de diversos tipos de violencia, como los actos de carácter sexual y la tortura.

Por ejemplo, en las prisiones mixtas el hecho de que las mujeres tengan que compartir talleres, tiendas de abarrotes, patio de visita, entre otros espacios, favorece el acoso sexual, de acuerdo con el documento elaborado por Asistencia Legal por los Derechos Humanos; Documenta, Análisis y Acción para la Justicia Social, y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana campus Puebla.

El acoso u hostigamiento es cometido por las mismas personas privadas de libertad y en algunos casos por las autoridades.

"Se ha detectado que derechos como salud, trabajo, educación y alimentación son condicionados a cambio de favores sexuales. En centros de reclusión penal en los estados de Guanajuato, Puebla, Guerrero y Querétaro algunas mujeres señalaron haber sido presionadas para realizar actos sexuales a cambio de dinero", se denuncia en el estudio.

En uno de los testimonios de mujeres presas se lee: "Había un tipo que? llegaba y decía, muy lépero, si alguna se quejaba porque no había agua caliente o porque la comida estaba mal: qué quieren cabronas, están en la cárcel, no están en un hotel de cinco estrellas, están aquí por delincuentes malditas".

De los 418 establecimientos penitenciarios que hay en el país únicamente 13 albergan exclusivamente a mujeres; el 22 por ciento de los centros no tienen servicios de ginecología y obstetricia.

La organización Equis: Justicia para las Mujeres señala en su informe "sombra" para el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), presentado en julio pasado en Nueva York, que la mayoría de las mujeres en reclusión son jóvenes.

Se analizó la situación de 7 mil 301 mujeres presas en 21 entidades de la República, encontrando que el 67 por ciento de ellas tiene entre 18 y 37 años de edad, son madres y muchas de ellas son jefas de hogar.

Un tema de especial preocupación son las altas tasas de hacinamiento por el excesivo uso de prisión preventiva, la cual tiene efectos desproporcionados en la vida de las mujeres y sus familias.

En cuanto a su situación jurídica, una de cada tres mujeres presas es acusada o sentenciada por delitos del fuero federal, la gran mayoría por delitos contra la salud (64.96 por ciento).

En la mayoría de los casos las mujeres desconocían que trasladaban drogas (cantidades menores), sin embargo muchas de ellas permanecen en prisión preventiva y no se les da el beneficio de la preliberación.

12/GTR/RMB