Obligan a niñas a concluir embarazos producto de violación

Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   CAMPAÑA PERIODISTAS POR EL RESPETO DE LOS DSyR DE LA JUVENTUD
   En localidades indígenas el delito está "naturalizado"
Obligan a niñas a concluir embarazos producto de violación
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México, DF.- 26/09/2012

La violación sexual en las comunidades indígenas es "muy frecuente" y las principales víctimas son niñas y adolescentes, quienes son obligadas a llevar a término el embarazo producto de la agresión.

Aunque tienen la alternativa de interrumpir la gestación, la presión social y religiosa impide que ellas aborten, acusó Rosa María Zabal, coordinadora general de la organización Kinal Antzetik-DF.

La activista denunció en entrevista que la violación sexual "está naturalizada" en las comunidades indígenas, y este delito no suele denunciarse porque los agresores casi siempre son familiares o conocidos de las víctimas. Añadió que esta agresión también ocurre en los matrimonios forzados entre niñas de 10 años con adultos.

Libni Dircio, líder en Guerrero de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), dijo a Cimacnoticias que en las comunidades donde aún se vende o intercambia a las mujeres, se violenta su derecho a decidir con quién compartir su vida y sexualidad.

"En algunos lugares existe la venta de mujeres, que entre más jóvenes sean, su valor monetario es mayor", apuntó.

Además de sufrir la agresión en silencio, muchas de las jóvenes son obligadas a llevar a término un embarazo resultado de la violencia sexual, debido a la estigmatización del aborto, que se agudiza en zonas donde la población es "muy religiosa", dijo Dircio.

No obstante, en estas comunidades el aborto es una práctica de la medicina tradicional, que llevan a cabo las personas con conocimientos en salud sexual y reproductiva: "las mamás, abuelas, las parteras", apuntó Zabal.

La interrupción del embarazo por violación depende más de la norma social o los usos y costumbres de las poblaciones indígenas, que de las causales no punibles de aborto en el país, aclaró la coordinadora de Kinal Antzetik-DF.

Hay usos y costumbres en algunas comunidades que desconocen la aplicabilidad del sistema de justicia que existe en el país, y tienen sus propias formas de sancionar a quienes cometen un ilícito. Por lo que de poco sirve que el aborto por violación sea legal en los 32 estados, lamentó.

No obstante, destacó que la despenalización del aborto beneficiaría a las mujeres porque ampliaría sus alternativas en caso de un embarazo no deseado.

"Ellas, además de poder recurrir a la medicina tradicional, deben tener acceso a un aborto legal en un servicio de salud público, y ya se atenderán donde decidan", abundó.

La activista concluyó que la despenalización "es clave" para la promoción de la salud sexual y reproductiva de las mujeres indígenas del país, no sólo en el caso de violación sexual sino en circunstancias en las que han tenido un alto número de embarazos que ponen en riesgo su salud y su vida.

12/GCJ/RMB