Apenas la mitad de mujeres indígenas usa anticonceptivos

CONTEXTO
Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   Chiapas, Guerrero y Oaxaca, focos rojos
Apenas la mitad de mujeres indígenas usa anticonceptivos
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
Cimacnoticias | México, DF.- 16/10/2012

Las mujeres rurales enfrentan mayor rezago en el cuidado de su salud sexual y reproductiva. Ejemplo de ello es que tienen más hijas e hijos que las habitantes de zonas urbanas, y más probabilidades de sufrir una muerte materna (MM).
 
Lo anterior se debe a su menor acceso a servicios de salud reproductiva y planificación familiar, y al inicio temprano de su unión conyugal, refiere el documento “Mujeres y Hombres 2011- 2012”, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
 
El texto señala que también influyen la formación de estas mujeres y su condición económica, las cuales determinan “la apreciación que se tenga sobre las ventajas o desventajas de tener un cierto número de hijos”.
 
El análisis del Inegi indica que las diferencias en la fecundidad son evidentes cuando se compara a la población femenina según las características de su comunidad, ya que “conforme mayor sea el tamaño de localidad de residencia menor es la fecundidad”.
 
Así, en aquellas localidades con menos de 2 mil 500 habitantes (rurales), las mujeres tienen en promedio 2.9 hijos. En contraste, en las localidades de más de 100 mil habitantes (urbanas), la fecundidad se reduce a 2 descendientes por mujer.
 
La elevada tasa de fecundidad está relacionada con su menor acceso a anticonceptivos, ya que mientras las mujeres urbanas tienen una prevalencia del uso de métodos anticonceptivos de 75.1 por ciento, las habitantes de zonas rurales apenas alcanzan 63.7.
 
Según estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), la prevalencia anticonceptiva en las habitantes del campo es semejante a la registrada por las mexicanas de las urbes en 1987, por lo que tienen un rezago de 22 años el uso de estos métodos.
 
La situación empeora si estas mujeres hablan alguna lengua indígena, ya que sólo 58.3 por ciento de ellas utiliza algún método de control natal.
 
Entidades federativas con alta población rural e indígena como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, registraron en 2009 una necesidad insatisfecha de anticonceptivos (NIA) de 22.6, 17.5 y 15.6 por ciento, respectivamente, tasas muy por encima de la media nacional, ubicada en 9.8 por ciento.
 
Estos estados también destacan entre los que concentran un mayor número de decesos ligados al embarazo, parto y puerperio.
 
Mientras en 2010 se registró una razón de muerte materna (RMM) de 51.5 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos, Oaxaca superó el promedio en el país con 89 defunciones de este tipo, de acuerdo con el Observatorio de Mortalidad Materna en México.
 
Según estimaciones del sector salud, cuando las mujeres tienen más de cuatro hijos, como aún ocurre en comunidades rurales, aumenta 2.5 veces el riesgo de sufrir una MM.
 
12/GCJ/RMB