Atención a salud reproductiva de las mujeres no es prioritaria

NACIONAL
Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   Chiapas tiene los mayores rezagos en muerte materna
Atención a salud reproductiva de las mujeres no es prioritaria
Por: Patricia Chandomí, corresponsal
Cimacnoticias | Tuxtla Gutiérrez.- 06/12/2012

La falta de respeto y reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos es una de las manifestaciones más graves de la desigualdad entre hombres y mujeres, dijo María Georgina Rivas, experta en salud femenina y médica de profesión.
 
Para la abogada feminista Martha Figueroa, la eliminación de la violencia doméstica y sexual, y el derecho a recibir servicios adecuados de salud que permitan embarazos y partos sin riesgos, son requisitos indispensables para fortalecer los derechos sexuales y reproductivos.
 
La sexualidad y la reproducción están íntimamente ligadas a la calidad de vida, por lo que garantizar la salud sexual y reproductiva de las mujeres debe ser una de las grandes metas del nuevo gobierno sobre todo en Chiapas, uno de los estados con el mayor índice de embarazos adolescentes y muerte materna, sostuvo Figueroa.
 
De acuerdo con el Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, en Chiapas 5 de cada 10 mujeres jóvenes tienen al menos un hijo nacido vivo, además las causas obstétricas directas y el parto fueron los principales motivos de egreso hospitalario entre las jóvenes chiapanecas.
 
Figueroa destacó que es necesario facilitar el acceso a servicios y programas de calidad para la promoción, detección, prevención y atención de todos los eventos relacionados con la sexualidad y la reproducción, independientemente del sexo, edad, etnia, clase, orientación sexual o estado civil de la persona.
 
Por su parte, María Georgina Rivas lamentó que la sexualidad de las mujeres esté controlada por relaciones de poder en las que los varones son quienes toman la iniciativa o presionan para tener relaciones sexuales.
 
Asimismo, la negativa o uso inconsistente en la protección anticonceptiva estuvo mediada por la aceptación de parte de las mujeres, para satisfacer las demandas sexuales de la pareja masculina.
 
“La salud sexual y reproductiva implica la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos; ejercer el derecho a procrear o no; la libertad para decidir el número y espaciamiento de las y los hijos; el derecho a información para la libre toma de decisiones y sin sufrir discriminación, coerción ni violencia, y el acceso y la posibilidad de elección de métodos anticonceptivos seguros y eficaces”, indicó Martha Figueroa.
 
En el documento “Chiapas: estadísticas sobre desigualdad de género y violencia contra las mujeres”, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se destaca que las chiapanecas tienen un trato asimétrico que redunda en la restricción de sus libertades y en el ejercicio de sus derechos.
 
En la entidad, la razón de muerte materna es de 90.1 fallecimientos por cada 100 mil nacidos vivos, muy por arriba del promedio nacional de 50.7 decesos por cada 100 mil nacidos vivos, según cifras de 2011.
 
La razón de mortalidad materna no sólo refleja el tipo de atención médica que reciben las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio, también muestra las condiciones en las que las mujeres se embarazan y acceden a los servicios de salud.
 
A diferencia de otras entidades donde más del 80 por ciento de las mujeres atiende sus partos en hospitales o clínicas, en Chiapas ellas accedieron a estos servicios de salud sólo en un 29.8 por ciento en 2006.
 
Estos datos, concluyó la abogada Figueroa, visibilizan la poca importancia que tiene para las autoridades respetar los derechos sexuales y reproductivos en una de las entidades más afectadas por esta omisión, en agravio del acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.
 
12/PCH/RMB