Ley secundaria y su implementación: reto de la reforma a telecomunicaciones

NACIONAL
   La batalla aún no termina: Aleida Calleja
Ley secundaria y su implementación: reto de la reforma a telecomunicaciones
CIMACFoto | César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.- 02/04/2013

Aleida Calleja, presidenta de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) afirmó que el reto más importante de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones será la ley secundaria y su posterior implementación.
 
En entrevista con Cimacnoticias, la experta en telecomunicaciones dijo que los cambios planteados en la reforma -misma que aún debe ser avalada por el Senado- se verán a largo plazo por lo que la ciudadanía no debe esperar un cambio sustancial una vez que sea promulgada.
 
Las modificaciones significan una transformación del modelo de telecomunicaciones y radiodifusión –explica Calleja– pero aún quedan pendientes por analizar, lo que indica que la batalla más importante será cuando se discuta la ley reglamentaria.
 
Un avance significativo es que la reforma plantea la radiodifusión y las telecomunicaciones como servicios públicos de interés general y se establecen algunos mecanismos para resguardar los derechos de los usuarios de telecomunicaciones.
 
Sobre los derechos de las audiencias Calleja acota que en los artículos transitorios de la reforma constitucional se hicieron algunas consideraciones en este tenor, como el compromiso de regular el derecho de réplica. 
 
Asimismo se estableció la prohibición de difundir publicidad engañosa o subrepticia con la finalidad de que los medios no mientan a las audiencias mostrando supuesta información que en realidad busca vender un producto o es propaganda política.
 
También quedó la obligación de establecer mecanismos que aseguren la promoción de la producción nacional independiente; y asegurar que la programación dirigida a la población infantil respete los valores y principios del artículo tercero constitucional.
 
Sin embargo otros derechos de las audiencias tendrán que quedar plasmados en la ley secundaria, como por ejemplo la necesidad de contar con un ombudsman que represente a la ciudadanía frente a los abusos o arbitrariedades de los medios. 
 
Estos defensores de las audiencias así como los códigos de ética, serían mecanismos idóneos para resguardar los derechos de la ciudadanía y a la vez herramientas para establecer mínimos estándares de protección de grupos indígenas, de mujeres y la niñez.
 
Al celebrar la aprobación de la reforma la Amedi precisó que hay pendientes que afectan de forma directa a los usuarios, como el “must offer” y “must carry”, pues a decir de la experta aunque este servicio deberá ser gratuito, el tema aún es confuso.
 
El must carry, es la obligación de los sistemas de televisión restringida (de paga) de transmitir las señales de televisión abierta y el must offer es  la obligación de las televisoras abiertas de permitir que sus señales sean transmitidas a través de los sistemas de televisión restringida.
 
De acuerdo con la reforma los concesionarios de televisión abierta están obligados a permitir a los concesionarios de televisión restringida la retransmisión de su señal, de manera gratuita y no discriminatoria.
 
Sin embargo los concesionarios que hayan sido declarados con poder sustancial en telecomunicaciones o radiodifusión, no se beneficiarán de la regla de gratuidad de los contenidos, lo que no debe reflejar costo adicional a los usuarios.
 
Este será uno de los temas que deberán ser aclarados en el Senado o en la ley secundaria, sostiene Calleja, quien explica que esta es una reforma de gran calado con un largo camino por recorrer.
 
13/AGM/LGL