Feministas piden cambiar el modelo de seguridad regional

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Militarización y “guerra al narco” atentan contra DH
Feministas piden cambiar el modelo de seguridad regional
CIMACFoto | César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 30/04/2013

Con el objetivo de impedir que continúen las violaciones a Derechos Humanos (DH) de mujeres, migrantes e indígenas, un grupo de organizaciones mexicanas llamaron a los presidentes de Estados Unidos, México y de los países centroamericanos para que cambien el modelo de seguridad de la región.  
 
A propósito de la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a México y de su participación en la Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que se celebrará en Costa Rica, grupos feministas pidieron a los mandatarios promover acuerdos respetuosos de los DH.
 
Así lo manifestaron en conferencia de prensa los centros de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Tlachinollan, la Red Nacional Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDTT), el Movimiento Migrante Mesoamericano, la Red Mesa de Mujeres de Ciudad de Juárez, y Asociadas por lo Justo (Jass, por sus siglas en inglés).
 
Las organizaciones leyeron una carta dirigida a los presidentes de la región para manifestar que las políticas de seguridad, el combate al narcotráfico y la militarización, han traído más violencia que paz, lo que indica que es necesario que los líderes den un giro radical a sus políticas en la materia.
 
Al leer la carta, Marusia López, coordinadora de Jass, dijo que Obama y el resto de los presidentes de la región deben reconocer y proteger a las y los defensores de DH, con atención específica a las mujeres, indígenas y afrodescendientes, y atendiendo que estos grupos enfrentan distintos riesgos.
 
Señaló que se debe proponer un nuevo modelo para la cooperación en materia de seguridad que ofrezca alternativas a la actual “guerra contra la droga”, como la regulación en vez de la prohibición, y mayores esfuerzos regionales para combatir el lavado de dinero y el retiro de las fuerzas armadas de tareas de seguridad civil.
 
“Le pedimos al gobierno de Estados Unidos que deje de dar ayuda militar y que, en vez de eso, dirija los escasos recursos públicos a fortalecer la institucionalización del Estado de Derecho en nuestros países”, dice la carta firmada por organizaciones de México, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá, entre otras naciones.
 
Al respecto, la coordinadora de la Red TDTT, Agnieszka Raczynska, señaló que la visita del presidente estadounidense se da un momento clave porque México está planteando el Programa Nacional de Desarrollo, donde se desprende las estrategias en materia de DH y por tanto es hora de plantear una agenda bilateral en este tema.
 
Indicó además que entre nuestro país y EU se firmó un acuerdo de cooperación denominado Iniciativa Mérida, mismo que tuvo consecuencias negativas para las y los mexicanos, por lo que es necesario replantear la cooperación entre ambos países.
 
La coordinadora de la Red Mesa de Mujeres, Imelda Marrufo, dijo que en Ciudad Juárez como en varias regiones del país se han generado iniciativas de seguridad ciudadana, pero no han sido tomadas en cuenta, por lo que señaló que las nuevas estrategias deben considerar las propuestas de la sociedad civil.
 
Las agrupaciones también pidieron que se aborden las causas de la migración y cesen la deportación y criminalización de migrantes; así como que se investiguen y procesen las violaciones de DH contra migrantes, tanto en su tránsito a través de México como en la frontera y al interior de EU.
 
Martha Sánchez, coordinadora del Movimiento Migrante Mesoamericano, dijo que la propuesta de reforma migratoria que se discute en EU no tiene nada positivo porque busca otorgar más recursos para construir muros en la frontera, comprar más aviones no tripulados y desplegar más agentes fronterizos. 
 
Las organizaciones reiteraron que es hora de dar un nuevo enfoque al diálogo regional y a la inversión de fondos para atacar desde sus raíces los fundamentos de la violencia, y confiaron en que se puedan llegar a acuerdos en este sentido.
 
13/AGM/RMB