Reportaje - Incesto y violaciones detonan embarazos tempranos en Hidalgo

REPORTAJE
Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   CAMPAÑA DSyR JUVENTUD
   Pocas denuncias e ineficaz atención de la autoridad
Reportaje - Incesto y violaciones detonan embarazos tempranos en Hidalgo
Especial | Imagen retomada del sitio medgenerationnet.blogspot.mx
Por: Aída Suárez Chávez e Itzel Fernández García, corresponsales
Cimacnoticias | Pachuca.- 24/06/2013

La violencia constante en la que viven niñas y adolescentes en la entidad hace imparable el aumento de las gestaciones prematuras.
 
El incesto y la violencia sexual cometidos contra las niñas y las adolescentes en el estado de Hidalgo, son algunos de los detonantes del incremento de los embarazos prematuros en la entidad, sin que las autoridades locales implementen acciones contundentes para prevenir y castigar tales delitos. 
 
De acuerdo con defensoras de los derechos de las mujeres y la infancia, el incesto es un crimen del que poco se habla y mucho menos se denuncia en el estado, principalmente porque las autoridades son poco sensibles al tema y la atención que ofrecen es deficiente.
 
La asociación civil Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) realizó un diagnóstico denominado “Hidalgo y sus infancias. Aproximaciones a la situación de los derechos de niños, niñas y adolescentes”, en el que se destaca la importancia de crear políticas públicas que garanticen una cobertura y difusión de los derechos, a fin de que las y los menores de edad detecten en qué momento se cometen abusos a sus derechos en ámbitos como el educativo o la salud sexual.
 
Seiinac señala que en Hidalgo, el 40.8 por ciento de la población infantil sufre de maltrato físico; 18.7 padece lesiones por omisión en el cuidado; 18 por ciento se enfrenta a maltrato emocional o psicológico; 15.6 sufre abandono; 4.2 por ciento es explotado laboralmente, y el 3.1 sufre abusos sexuales.
 
Igualmente, 51.6 por ciento de las hidalguenses de entre 15 y 19 años señalan haber sido agredidas; 18.4 por ciento mencionan que son maltratadas por su pareja actual, y 12.7 por ciento menciona haber sido agredida sexualmente alguna vez en la vida.
 
FALTA DE PROTECCIÓN
 
Del análisis se desprende que en la entidad no hay programas que aseguren la protección de la infancia y adolescencia ante las situaciones de violencia o explotación laboral o sexual.
 
Tales medidas se han dejado a otras áreas de la política pública, como la laboral, estableciendo tiempos y condiciones para el trabajo infantil.
 
Al abuso sexual en el círculo familiar o externo, se suman la “sobrevalorización” de la maternidad y la deficiente educación sexual, como factores para el aumento de los embarazos en adolescentes.
 
En Hidalgo, el 19 por ciento de las adolescentes de 12 a 18 años presentan embarazos, causa por la que tienden a abandonar sus estudios, según datos de 2008 del Instituto de Estadística y Geografía.
 
El desconocimiento de su cuerpo y la falta de información en el núcleo familiar sobre la sexualidad, también inciden para que cada vez haya más gestaciones tempranas, alerta Bertha Miranda, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser).
 
CONTRA LA EDUCACIÓN SEXUAL
 
En Hidalgo a 2008, el número de nacimientos registrados fue de 64 mil 237, de los cuales 223 fueron de menores de 15 años, mientras que 10 mil 249 correspondió a mujeres de 15 a 19 años.
 
Para 2010, en el estado había poco más de 739 mil mujeres en edad fértil, lo que representó 53.6 por ciento del total de la población femenina. El 17.9 por ciento tenía entre 15 y 19 años.
 
De acuerdo con el informe “La infancia cuenta”, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), mientras en el año 2000 la tasa de maternidad en el grupo de 15 a 17 años fue de 51.8 para 2010 se ubicó en 53.4.
 
Para el grupo de 10 a 14 años de edad en los mismos periodos fue de 2.3 a 1.9 respectivamente, lo que significa que mientras en 2000 308 niñas de estas edades presentaron un embarazo, al 2010 la cifra pasó a 250.
 
Alicia Figueras Ballesteros, sexóloga educativa, considera que es necesario ofrecer educación para la sexualidad desde preescolar, sin embargo muchos padres y madres se oponen, el personal docente no está del todo capacitado y aborda el tema desde sus propios “tabús, religiones y valores”.
 
Reconoce que el tema es “muy abierto o muy cerrado, lo que queda siempre al margen es el radio pasillo, que es el más efectivo, con compañeros mayores y regularmente con poco conocimiento científico, con muchos mitos e información poco clara”. Hay mucho por hacer, destaca.
 
Roberto Diez Gutiérrez, director de Proyectos y Programas de apoyo a la educación de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, menciona que una de las áreas de apoyo es la educación para la salud, en la que se ofrecen pláticas, conferencias sobre educación sexual, salud sexual y reproductiva.
 
No obstante, pese a los esfuerzos de las autoridades para informar a las adolescentes en temas como la sexualidad, aún falta mucho para disminuir los embarazos tempranos.
 
13/ASC/IFG/RMB/LGL