Vacunas a embarazadas ayudan a evitar muertes maternas

NACIONAL
Mortalidad Materna
   Personal de salud no las aplica por “temor o negligencia”
Vacunas a embarazadas ayudan a evitar muertes maternas
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 09/07/2013

La mayoría de las muertes maternas en México son prevenibles o evitables; entre ellas se encuentran las derivadas de alguna enfermedad o padecimiento que puede eludirse mediante un adecuado esquema de vacunación.
 
Manuel Alberto de Anda Gómez, jefe de la División de Educación en Salud de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital Gineco Pediatra 48 del IMSS, considera que debido al “temor, desconocimiento y en muchos casos por negligencia”, el personal de salud encargado de la atención durante el embarazo no administra vacunas a las mujeres embarazadas.
 
El también infectólogo pediatra recuerda que durante el embarazo las mujeres son más vulnerables a enfermedades prevenibles mediante la vacunación, por lo que su adecuada administración puede prevenir padecimientos e incluso la muerte de las embarazadas, y también protege a su hija o hijo recién nacido y a las y los lactantes.

Ante ello, el Sector Salud recientemente publicó la Guía de Práctica Clínica “Vacunación en la embarazada”, para promover la vacunación durante el embarazo y prevenir de las vacunas que están contraindicadas durante la gestación.
 
El documento, que forma parte del Programa de Acción: Desarrollo de Guías de Práctica Clínica, destaca que durante la gestación las vacunas tienen indicaciones y contraindicaciones que pueden repercutir tanto en la salud de la mujer como en la del producto por lo que deben de ser administradas de manera cautelosa.
 
Las vacunas –generalmente inyectables– son compuestos derivados de microorganismos muertos o vivos que se encuentran atenuados y generan inmunidad contra algunas enfermedades infecciosas.   
 
Por lo general las vacunas con virus vivos están contraindicadas en las embarazadas por el riesgo teórico de que el virus del compuesto se transmita al producto.
 
De acuerdo con el documento, si por equivocación una mujer es vacunada durante el embarazo o en las cuatro semanas previas a éste, se le debe orientar sobre las posibles consecuencias que traería para el feto, pero no debe ser motivo para detener la gestación.
 
Dentro de las vacunas recomendadas están las que previenen la difteria, la tosferina y el tétanos, las cuales se deben administrar en el segundo y tercer trimestre del embarazo.
 
Las mujeres también pueden recibir la vacuna contra la influenza TIV, es decir con microorganismos muertos, la cual es segura en todas las etapas del embarazo, e incluso durante la lactancia, además está justificada especialmente en pandemias de la enfermedad. 
 
Se establece que las embarazadas que presenten condiciones de riesgo de infección por hepatitis B deben ser vacunadas.
 
Entre las condiciones de riesgo se encuentran tener más de una pareja sexual durante los últimos seis meses previos al embarazo, tratamientos previos por infecciones de transmisión sexual, y uso de drogas inyectables, entre otras.
 
De manera contraindicada están las vacunas contra la influenza LAIV (atenuada con virus vivos), la hepatitis A, sarampión, rubeola y varicela.
 
En el caso de la hepatitis A, polio, neumococo, meningococo y rabia se debe evaluar de manera individual el caso de cada mujer embarazada que puede requerirla, valorando los factores de riesgo o de beneficio tanto para ella como para el producto.
 
A nivel nacional, la Razón de Muerte Materna es de 43 muertes por cada 100 mil nacidos vivos, cifra que se encuentra lejos de la establecida por la Meta 54 de los Objetivos de Desarrollo del Mileno (ODM), según la cual para 2015 México reduciría la cifra a 23 decesos por cada 100 mil nacidos vivos. Se calcula que el 84 por ciento de las muertes maternas son prevenibles.
 
13/AZM/RMB