Explotan en ciudades de Mauritania a niñas campesinas

INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Sufren maltrato laboral y violencia sexual
Explotan en ciudades de Mauritania a niñas campesinas
Por: la Redacción
Cimacnoticias/PL | Nouakchott, Mauritania.- 31/07/2013

Más de 2  mil 500 niñas campesinas de entre 5 y 13 años son víctimas de explotación laboral, maltrato y violación en Mauritania, según un documental divulgado el lunes en la capital del país africano.
 
El filme muestra las duras condiciones a las que son sometidas las menores de edad procedentes de zonas rurales pobres, y familias sin recursos y analfabetas en las que el padre tiene un oficio irregular y la madre un papel reproductor.
 
Titulado “Petites Bonnes, explotación laboral doméstica de niñas en Mauritania”, el documental hace eco de la denuncia de la Fundación Tierra de Hombres, que se ha ocupado de detectar e identificar a las víctimas de esos maltratos.
 
Muchos padres empobrecidos y desconocedores de lo que espera a sus hijas, las envían a familias de las ciudades con el pretexto de que sean educadas, pero en realidad les sirven de sustento económico, se documenta en la película.
 
“Barro el patio y el salón; después friego los platos y limpio la cocina. Por la noche, barro de nuevo la casa y después de la cena vuelvo a fregar”, relata una de las menores de edad, a quien se le conoce como Petite Bonne.
 
Las niñas traen el pan en la mañana, preparan el desayuno, limpian la casa, hacen compras y, si hay otras niñas o niños menores que ellas, se encargan también de su cuidado, revela el filme.
 
Pasan largos periodos lejos de su familia, sin días libres para descansar ni jugar y sólo cuando sus patrones han cenado, las niñas pueden ir a dormir, aunque muchas veces lo hacen en el suelo, consigna el documental.
 
Varias niñas entrevistadas confiesan que prefieren estudiar aún bajo esas condiciones violatorias, porque saben que será un progreso para sus vidas y que sólo así les puede esperar un futuro mejor.
 
“Muchas carecen de acceso a la escuela, son maltratadas, agredidas y violadas, incluso dentro de la propia familia y de forma colectiva, y todo ello es a veces silenciado”, declaró Enrique Medina, delegado de Tierra de Hombres en Mauritania.
 
Esa institución trabaja desde 2011 junto a la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia y el apoyo de la UNICEF en el proyecto pionero “Protección y reinserción de las niñas domésticas víctimas de violencia y maltrato en Mauritania”.
 
La fundación localiza a las menores de edad explotadas, las acoge y protege y les restablece derechos básicos como la educación, a través de clases de alfabetización.
 
También las ayuda en materia de salud y alimentación y las registra de modo oficial, ya que muchas de ellas no fueron inscritas al nacer, lo cual les dificulta aún más el acceso a los servicios mínimos.
 
El proyecto, que se desarrolla en nueve comunidades de la capital mauritana, comprende la reintegración socioeconómica y familiar de las niñas explotadas.
 
Tierra de Hombres atendió hasta junio pasado a las más de 2 mil 500 “Petites Bonnes” menores de 14 años y reinsertado a 33 por ciento de ellas.
 
13/RED/RMB