Activistas contribuyen a mayor uso de anticonceptivos

REPORTAJE
Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   CAMPAÑA DSyR JUVENTUD
   En Oaxaca difunden derechos reproductivos entre las jóvenes
Activistas contribuyen a mayor uso de anticonceptivos
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Citlalli López, corresponsal
Cimacnoticias | Oaxaca.- 10/10/2013

En dos años, creció 9 por ciento el uso de métodos anticonceptivos en cuatro comunidades indígenas de Oaxaca, donde se aplica el proyecto “Unámonos por la salud de las y los jóvenes rurales e indígenas”, impulsado por organizaciones civiles a favor de los derechos sexuales y reproductivos.
 
Las comunidades indígenas involucradas en la iniciativa ciudadana son San Juan Cotzocón, San Pedro y San Pablo Ayutla, municipios ubicados en la zona mixe; San Jerónimo Tlacochahuaya y Teotitlán del Valle, en la región de los Valles Centrales, y San Mateo del Mar, en la región del Istmo.
 
Las entidades donde se desarrolla el proyecto son Oaxaca, Guerrero, Chiapas e Hidalgo, con el objetivo de acercar a las y los jóvenes información pertinente sobre salud sexual y reproductiva.
 
La coordinadora del proyecto en Oaxaca, Lurel Cedeño Peña, informó que para evaluar los resultados se hicieron dos encuestas, una en 2012 y otra en 2013.
 
Los sondeos arrojaron un incremento en el uso de métodos anticonceptivos. En el caso del uso de la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE) el crecimiento fue de 16 puntos porcentuales al pasar del 50 al 66 por ciento.
 
De la misma manera se incrementó el número de jóvenes que utilizaron un método anticonceptivo en su primera relación sexual, al pasar del 53 al 62 por ciento.
 
Las encuestas también mostraron que el condón masculino es el método más utilizado por las y los jóvenes en su primera relación sexual.
 
Las organizaciones civiles que participan en este proyecto son Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia; Católicas por el Derecho a Decidir (CDD); Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE); Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), y la Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir (RNCJDD), entre otras.
 
Antonio Bautista, integrante de la RNCJDD, señaló que acceder a la información sobre sexualidad y derechos en las comunidades rurales e indígenas, es el primer paso para lograr la igualdad y el derecho a la no discriminación.
 
“Necesitamos que las autoridades reconozcan la importancia de abordar estos temas para así vivir una sexualidad libre de prejuicios, informada y placentera”, señaló.
 
En Oaxaca, apenas 6 de cada 10 mujeres de 15 a 49 años casadas o unidas utilizan algún anticonceptivo debido al desabasto, barreras geográficas y culturales, así como por desconocimiento.
 
Esta situación coloca a la entidad, al igual que Chiapas, Guerrero y Michoacán, por debajo del promedio nacional de 72.5 por ciento de utilización de métodos anticonceptivos, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
 
La encuesta precisa que en Chiapas el 55 por ciento de las mujeres en edad fértil unidas usan algún método de control natal; en Guerrero sólo lo hace el 61.4 por ciento; en Michoacán el 63.2, y en Oaxaca el 63.4 por ciento.
 
En contraparte, en Sonora el 79.9 por ciento de las mujeres en edad fértil usa algún anticonceptivo; en Sinaloa el 79.8, y en el DF el 79.6 por ciento. El promedio nacional es de 72.5 por ciento  
 
La misma Enadid abunda que en Oaxaca la necesidad insatisfecha de anticonceptivos (NIA) es de 15.6 por ciento, cifra muy por encima de la registrada a nivel nacional que es de 9.8 por ciento.
 
La NIA está definida como la proporción de mujeres en edad fértil unidas que no utilizan ningún método de control natal, y por tanto están expuestas a un embarazo a pesar de su deseo de limitar o espaciar su descendencia.
 
El grupo de edad que presenta el mayor nivel de NIA es el de 15 a 19 años, alcanzando 31.5 por ciento, mayor que el registrado a nivel nacional en el mismo grupo de edad que es de 24.6 por ciento.
 
Minerva Santamaría, integrante de CDD, señaló que lo anterior resulta preocupante al considerar que, de acuerdo con las encuestas aplicadas, el inicio de la primera relación sexual en mujeres es a los 15 años, mientras que para los hombres es a los 16.
 
Agregó que algunos de los embarazos no deseados en adolescentes están relacionados con la primera relación sexual.
 
El 90 por ciento de las jóvenes conocen los anticonceptivos, pero sólo el 10 por ciento porta consigo uno para protegerse de un embarazo no deseado.
 
13/CL/RMB