Mejorar planificación familiar para evitar abortos inseguros

NACIONAL
Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   CAMPAÑA PERIODISTAS POR EL RESPETO DE LOS DSyR DE LA JUVENTUD
   Prevalece dificultad en acceso a anticonceptivos, indica estudio
Mejorar planificación familiar para evitar abortos inseguros
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 31/12/2013

Ante la alta incidencia de abortos inducidos en las zonas desarrolladas del país, que van desde 54 a 41 abortos por cada mil mujeres en edades entre los 15 y 44 años, es necesario mejorar e incrementar los servicios de planificación familiar.
 
Así lo considera la investigación “Incidencia del aborto inducido por edad y estado, México 2009: nuevas estimaciones usando una metodología modificada”, publicada recientemente por el Instituto Alan Guttmacher, especializado en temas de salud sexual y reproductiva.
 
Elaborada por las investigadoras Fátima Juárez y Susheela Singh, la indagación sostiene que los datos de aborto a nivel estatal son fundamentales para que los encargados de elaborar políticas públicas tomen decisiones informadas.
 
Toda vez que muchos de los abortos inducidos corresponden a prácticas inseguras realizadas por las mujeres o por personal no capacitado, por lo que se debe buscar erradicar la alta incidencia en esta práctica que puede llegar a poner en riesgo la vida y la salud de las mujeres.
 
Realizada a través del “Método de Estimación de Aborto por Complicaciones”, la investigación concluyó que si bien el aborto inducido es común en todo el país, tiene una mayor incidencia en las zonas desarrolladas del país.
 
Lo que puede estar relacionado con el deseo que las mujeres que habitan en estas áreas han desarrollado sobre tener una familia pequeña y controlar el espaciamiento de los nacimientos de sus  hijas e hijos, y que no se ve traducido con la garantía para acceder a métodos de anticoncepción y planificación adecuados que les permitan satisfacer estos deseos.
 
Y es que la investigación que dividió al país en seis regiones para su análisis dependiendo del desarrollo económico de diversas entidades, encontró que en 2009 la tasa de aborto en México fue de 38 abortos por mil mujeres en edades de 15 a 44 años.
 
En ese año se practicaron un millón 25 mil 669 abortos inducidos en México (casi el doble de los realizados en 1990), muchos de ellos en zonas o regiones desarrolladas del país.
 
Como la región más desarrollada del país se colocó al Distrito Federal, donde la tasa de aborto fue de 54 por cada mil mujeres, tasa 16 puntos por encima de la tasa nacional.
 
Para las regiones 2, 3 y 4, consideradas como moderadamente desarrolladas y en la que están estados como Jalisco, Nuevo León, Querétaro o Durango, la tasa de aborto inducido está entre los 35 a 41 abortos por cada mil mujeres.
 
En las regiones 5 y 6, que son las menos desarrolladas y donde se encuentran los estados de Hidalgo, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Oaxaca, las tasas oscilan entre los 26 y 27 abortos por cada mil mujeres.
 
De esta manera las investigadoras estimaron que las tasas de aborto inducido se asocian al nivel de desarrollo del estado, y además su incidencia es especialmente alta en las jóvenes de entre 15 y 24 años, “lo que sugiere la necesidad de mejores servicios de planificación familiar y atención post aborto”.
 
Pues una de las razones por la que las mujeres de todas las edades incurren al aborto es la dificultad que tienen ellas o sus parejas para usar anticonceptivos de manera continua y efectiva.
 
Por ello –indican las investigadoras–, los estados de México “necesitan mejorar y fortalecer sus servicios de planificación familiar” con estrategias como la provisión de consejería integral acerca de la gama de métodos anticonceptivos, así como el apoyo para que las mujeres cambien de método si sus actuales anticonceptivos les generan efectos secundarios o no son lo suficientemente efectivos.
 
13/AZM/RMB