Analizan rezagos de metas planteadas en CIPD en 1994

NACIONAL
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Derecho al aborto y reducir muerte materna, entre los pendientes
Analizan rezagos de metas planteadas en CIPD en 1994
Aspecto de la sesión de la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas (CPD47) | Imagen retomada de Twitter @ProgramaDDHH
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 07/04/2014

Hoy dio inicio el 47 periodo de sesiones de la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas (CPD47), que tendrá como fin revisar los avances del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) celebrada en el Cairo, Egipto, en 1994.
 
A partir de hoy y hasta el próximo 11 de abril representantes de los Estados miembro de la ONU y grupos civiles expondrán los avances y retos pendientes de los objetivos acordados hace 20 años, entre los que destacan el acceso a la salud sexual, planificación familiar, la reducción de la Muerte Materna (MM), y el acceso de las mujeres a la información, educación, comunicación y la tecnología.  
 
De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), esta revisión “es una oportunidad para definir las acciones que se requieren para lograr un mundo más equitativo y más sostenible para los 7 mil millones de personas” que actualmente habitan el mundo.
 
De la CPD47 emanará un acuerdo a presentarse en 2015 cuando sean replanteados y acordados los Objetivos de Desarrollo del Milenio, metas internacionales que datan del año 2000.
 
En 1994 el Programa de Acción de la CIPD fue adoptado por 179 países, entre ellos México, con el objetivo de avanzar en cuestiones de Derechos Humanos vinculadas al progreso socio-económico.

Dentro de las metas fijadas en la Conferencia celebrada hace dos décadas destacan: permitir el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la planificación familiar, antes de 2015; asegurar la educación primaria, e intentar suprimir la diferencia entre las tasas de escolarización de niñas y niños en la enseñanza primaria y secundaria.
 
También se planteaba como prioridad internacional disminuir las tasas de MM de 1990 a la mitad antes de 2000, y nuevamente a la mitad antes de 2015.
 
Al mismo tiempo se acordaron acciones internacionales en población y demografía, como es atender la migración interna e internacional, la prevención y la lucha contra el VIH y otra clase de pandemias; asimismo se estableció como prioridad asegurar la participación igualitaria de las mujeres en diferentes esferas.
 
Cifras y datos sobre la situación de las mujeres en el mundo revelan que el Programa de Acción de la CIPD no cumplió sus objetivos. Por ejemplo, según la organización internacional Alianza por la Solidaridad, 20 años después de la Conferencia Internacional millones de mujeres todavía no pueden disfrutar de “sus derechos, ni de su autonomía para decidir libremente sobre su cuerpo, su salud y su futuro”.
 
Actualmente ser madre “sigue siendo una cuestión de vida o muerte”; globalmente, 800 mujeres mueren a diario por complicaciones del embarazo o parto, y sólo el 34 por ciento de las embarazadas recibe atención prenatal adecuada en países pobres.
 
A lo que se suma que mundialmente 16 millones de adolescentes son madres cada año, lo que les implica abandonar sus estudios y limitar su desarrollo, mientras que 60 millones de niñas están casadas, una de cada tres contra su voluntad.
 
Uno de los temas pendientes de la CIPD es el acceso al aborto legal, como una forma de detener los decesos ocasionados por prácticas inseguras.
 
Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el aborto inseguro supone el 13 por ciento de la MM, lo que se traduce en 47 mil muertes anuales de mujeres.  
 
Por ello, dentro de los eventos inaugurales de la CPD47 se dio lectura al “Consenso de Montevideo”, acuerdo firmado en 2013 por los países de América Latina y el Caribe durante la primera Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo.
 
Con el acuerdo los países llaman a los Estados a que consideren la posibilidad de legalizar el aborto, lo que abre la brecha para que los gobiernos de todo el mundo reconozcan que las mujeres tienen el derecho a decidir sobre la maternidad.
 
En este contexto, también se presentará ante la CPD47 la “Declaración de Arlie”, texto signado por legisladores y activistas de 30 países, en el que se reclama el acceso universal a abortos seguros y legales, así como la liberación de todas las mujeres, niñas y profesionales de la salud encarceladas como resultado de leyes punitivas del aborto.
 
Lo anterior al recordar que en dos décadas cerca de un millón de mujeres y niñas han muerto, y más de 100 millones han sufrido lesiones debido a complicaciones por abortos inseguros.
 
14/AZM/RMB