“Lamentable” papel de CNDH ante caso de violencia obstétrica

NACIONAL
SALUD
   No pide reparación del daño para familia de indígena fallecida
“Lamentable” papel de CNDH ante caso de violencia obstétrica
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 02/09/2014

Tras su limitada recomendación al gobierno del estado de Chiapas para reparar el daño a Susana Hernández Gómez –mujer tzotzil que murió a consecuencia de violencia obstétrica en octubre de 2013–, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) busca una reunión entre autoridades estatales y la familia de la indígena.
 
Así lo informó en entrevista telefónica, Lilia Íñiguez, abogada del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) –organización civil que da acompañamiento legal a la familia de Susana–, al calificar de “lamentable” la actuación de la CNDH ante el caso, pues prácticamente “copió y pegó” el contenido de otras recomendaciones que ha emitido sobre violencia obstétrica.
 
En octubre de 2013, Susana, originaria del paraje Cruztón, en el municipio chiapaneco de San Juan Chamula, fue al Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas para atender su parto, pero el personal médico la discriminó por ser indígena y confinó a su familia a esperar afuera del nosocomio por información.
 
Sin acta de defunción de por medio y sin más detalles de lo ocurrido, el cadáver de Susana fue entregado a su familia.
 
Tras las violaciones a Derechos Humanos (DH) de las que fue víctima Susana y que derivaron en su defunción, su familia interpuso una queja ante la CNDH.
 
Al intervenir en el caso, GIRE presentó una ampliación de queja para hacer del conocimiento de la CNDH las demandas y requerimientos puntuales de la familia.
 
Íñiguez explicó que las peticiones están principalmente enfocadas en lograr cambios en el sistema de salud del estado, para lograr la protección de otras mujeres chiapanecas.
 
No obstante, de manera “preocupante y lamentable” el pasado 17 de julio la CNDH emitió la recomendación 29/2014, que según la abogada no tomó en cuenta, además de todas las peticiones de las víctimas, el estándar internacional de lo que es una reparación integral del daño.
 
Por parte de la CNDH “no hay un afán por buscar justicia individualizada para cada caso; en ese sentido nos parece una pena que las recomendaciones (en materia de violencia obstétrica) sean prácticamente una copia la una de la otra; si bien con algunas pequeñas variantes, todas las recomendaciones no son específicas y no detallan cómo debe de cumplirlas el gobierno”.
 
La representante legal explicó que esta recomendación tiene párrafos prácticamente idénticos a la recomendación 24/2014 –sobre el caso de inadecuada atención medica que derivó en la muerte de una mujer indígena maya en Mérida, Yucatán–, cuando el ideal era que definiera de manera clara la forma de reparar el daño a las víctimas, sobre todo al esposo de Susana (Romeo), su hijo de siete años y la menor de un año de edad.
 
La CNDH deja la recomendación “abierta para que la misma autoridad que viola Derechos Humanos decida cómo reparar el daño”, advirtió Lilia Íñiguez.  
 
Otro de los temas en los que no se pronunció la CNDH fue en el  “perdón público” que debiera hacer la autoridad.  
 
Por ello, posteriormente a la recomendación, GIRE presentó un documento al gobierno de Chiapas diciendo cuáles son los puntos que debería tomar en cuenta para reparar de manera integral el daño, y principalmente evitar la repetición de hechos similares.  
 
Es de destacar que si bien la autoridad aceptó todos los puntos de la recomendación, aún no existe información sobre cómo o cuándo  va a cumplir.
 
Íñiguez informó que tras emitir la recomendación y recibir las críticas, la CNDH visitó a la familia para servir de intermediaria entre el gobierno estatal, las víctimas y sus representantes legales.
 
“Estamos a la espera de esa reunión porque para nosotras es muy importante que el gobierno se acerque a la familia para saber qué es lo que ellos quieren, aunque también tendría que ver lo que está brindando como servicios de salud; hacer un análisis y escuchar a los diferentes voces de la sociedad civil que ya están haciendo un trabajo en la materia”. 
 
En tanto, a la par de la queja presentada ante la CNDH, se abrió una averiguación previa ante la Fiscalía Especializada en Asuntos Indígenas en Chiapas. Ahora se está a la espera de una opinión técnica y un peritaje por parte de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed).
 
“Esperamos que la recomendación pueda acelerar el proceso penal, pues estamos a nada de cumplir un año de los hechos y no se ha visto mucha movilidad de las autoridades en materia penal; aunque más allá de la identificación de un responsable en sí, pensamos que toda la investigación que se realice puede dar luz sobre toda la falla estructural que hay en el sistema de salud, especialmente en el servicio de que se brinda a las mujeres”, finalizó la abogada.
 
14/AZM/RMB