Pese a ser producto de violación, partos de niñas no son investigados

NACIONAL
SALUD
   Instancias de salud omiten denunciar: UNFPA-México
Pese a ser producto de violación, partos de niñas no son investigados
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 25/09/2014

Los embarazos en menores de 15 años de edad son consecuencia de la violencia sexual, pero en la mayoría de los casos este delito no es investigado por las autoridades, dijo Leonor Calderón, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en México.
 
Durante su participación en el “Taller sobre Mejores Prácticas para la Prevención del Embarazo Adolescente en Educación Media Superior”, la representante de la ONU sostuvo que es necesario reconocer que si bien muchas jóvenes inician su vida sexual a temprana edad y algunos de los embarazos no planeados que presentan ocurren en relaciones de común acuerdo entre menores de 14 años, todos son consecuencia de la violencia sexual.
 
Calderón resaltó que el embarazo antes de los 18 años es un problema multifactorial que puede truncar el proyecto de vida de las mujeres, ya que no sólo afecta a las madres jóvenes sino a la sociedad en su conjunto, “que se priva del potencial con el que cuentan estas jóvenes”. Por lo tanto aseguró que el tema debe ser atendido de manera intersectorial.
 
Precisó que es necesario analizar el embarazo temprano y plantear estrategias de atención. Explicó que para prevenir este fenómeno en jóvenes de 15 a 19 años de edad –que es la población que en su mayoría se encuentra en la educación media superior– se debe fortalecer la toma de decisión de las y los jóvenes, pues en estos casos “ocurre mucho que son relaciones entre pares”.
 
“Cuando hablamos de las niñas entre 10 y 14 años estamos hablando de abuso y violencia absolutamente en todos los casos”, recalcó Leonor Calderón.
 
Abundó que detrás de estos embarazos hay un delito porque en todas las entidades federativas están prohibidas las relaciones sexuales con menores de edad.
 
Sin embargo, cuando las niñas de 11, 12 o 13 años llegan a atender sus partos en los hospitales y centros de salud “no pasa absolutamente nada (no hay investigación o denuncia), aunque su cuerpo es evidencia de que en ellas se ha cometido un delito”, reprochó la representante del UNFPA en México.  
 
De acuerdo con el Instituto de Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2011 el 18.4 por ciento (472 mil 987) del total de los nacimientos correspondieron a madres menores de 19 años; de ellas, el 2.4 por ciento (11 mil 321) eran menores de 15.
 
Calderón abundó que en muchos casos se argumenta que la niña “no opuso resistencia, pero no hay forma humana de que una niña de esa edad ceda de manera racional a algo y mucho menos a una relación sexual”.
 
Por ello consideró que es necesario impulsar la protección de estas niñas mediante diversas acciones como la ampliación de la edad mínima para contraer matrimonio hasta los 18 años,
 
“El embarazo temprano es el ancla más segura para permanecer en la pobreza y tiene incidencia en el abandono escolar”, el ingreso precario al mercado laboral y mayor probabilidad de violencia en los hogares, enumeró Leonor Calderón.
 
Recordó que todas las personas de menos de 18 años están protegidas por la ley, y por tanto es “responsabilidad del Estado velar por su protección integral”.  
 
14/AZM/RMB