Mil nacimientos al día entre adolescentes de 10 a 19 años

NACIONAL
SALUD
   Incertidumbre sobre programa para prevenir embarazos
Mil nacimientos al día entre adolescentes de 10 a 19 años
CIMACFoto: Gabriela Godínez González
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 26/09/2014

A diario se registran mil nacimientos en adolescentes mexicanas entre 10 y 19 años de edad, lo que evidencia que México aún tiene severos rezagos para prevenir embarazos tempranos, los cuales representan una de las causas más recurrentes de deserción escolar en las jóvenes y ponen en riesgo su salud.

Durante la conferencia de prensa a propósito del “Día Nacional de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes” –conmemorado hoy y reconocido en México desde 2008–, el doctor Ricardo Iván García Cavazos, director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), reconoció que los esfuerzos en la materia “no son suficientes”.

El recién nombrado director del CNEGySR informó que actualmente se cuenta con mil 187 “servicios amigables” para adolescentes en Centros de Salud y se prevé en breve construir mil 500 más.
 
A lo que se suma que se destinaron mil 12 millones de pesos para la compra masiva y centralizada  de métodos anticonceptivos “de vanguardia”.
 
En total se planea adquirir 63 millones de condones masculinos; 837 mil condones femeninos; 273 mil implantes subdérmicos; 679 mil parches dérmicos; 188 mil pastillas anticonceptivas de emergencia; 3.6 millones de ciclos hormonales orales; 6.9 millones de hormonales inyectables, y 717 mil dispositivos intrauterinos (DIU).

De acuerdo con el cálculo realizado por Cimacnoticias, los “servicios amigables” actuales sólo cubren el 8.47 por ciento de los 14 mil Centros de Salud que existen en México, y de acuerdo con la estimación de funcionario, con la compra de esos anticonceptivos apenas se atendería al 60 por ciento de la necesidad insatisfecha de las y los jóvenes en el uso de métodos de control natal.

“Aun así (con los ‘servicios amigables’ y la compra de anticonceptivos) no hemos concluido y hay grandes necesidades”, reconoció García Cavazos.
 
Durante 2013 se registraron cerca de 400 mil nacimientos en mujeres de 10 a 19 años de edad, lo que representa el 18 por ciento del total de nacimientos que ocurrieron en el país durante el año, es decir mil nacimientos por día.
 
García Cavazos destacó que el número real de embarazos en adolescentes no se conoce, pues las cifras se estiman a partir de los nacimientos pero no se consideran los embarazos que no llegan a término.

Anunció que se está trabajando en una estrategia integral y se arrancó un programa de acción específico para adolescentes, orientado a fortalecer la educación en salud sexual y reproductiva.
 
ABORTO LEGAL
 
A pregunta expresa de esta agencia sobre si dentro de ese programa de acción se tiene contemplado hacer del conocimiento de las jóvenes que, a nivel nacional, tienen derecho a interrumpir su embarazo en caso de que éste sea producto de una violación, el funcionario respondió que se deben orientar todos los esfuerzos para que no lleguen a tomar la decisión de interrumpir el embarazo.
 
“Si nosotros trabajamos fuertemente en la prevención, educación y prevención estamos trabajando para no llegar a este mecanismo de toma de decisiones de interrumpir su embarazo; nosotros queremos reducir el número de mujeres embarazadas y evitar (mediante la prevención) esta manera de decir ‘no te preocupes si te embarazas tenemos la opción de que lo interrumpas’”.
 
Agregó que “interrumpir un embarazo no es fácil, no es sencillo y no es la forma de fuga de un evento no deseado”, y que la interrupción del embarazo puede “causar la muerte de la niña”.
 
“Los servicios de interrupción no todos son legales, porque son dependientes de cada estado”, en “caso de violación la ley protege y apoya, pero lo que hay que hacer es hacerlo lo antes posible para evitar las complicaciones; sí es importante saber que existe una alternativa, pero que esa alternativa la podemos modular a través de la prevención de los embarazos”.
 
Cabe recordar que según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año se realizan 2.5 millones de abortos inseguros en adolescentes de 15 a 19 años de edad en los países en desarrollo. A nivel latinoamericano el 15 por ciento de los abortos inseguros se realizan en este rango de edad.
 
La doctora Maureen Birmingham, representante de la Organización Panamericana de la Salud y la OMS en México, destacó –durante el evento– que el embarazo en adolescentes tiene severas consecuencias para el bienestar físico, mental y social de las adolescentes.

Las madres menores de 15 años tienen cuatro veces más riesgo de muerte materna, y mayor riesgo de complicaciones como fístula obstétrica, anemia, hipertensión y nacimiento prematuro del bebé. Otras consecuencias de convertirse en madre a temprana edad son sexualidad traumática, suicidio y baja autoestima.

Por su parte, Leonor Calderón, representante del Fondo de. Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA), celebró la intención de la Secretaría de Salud de trabajar para detener la alta incidencia en embarazos tempranos, no obstante señaló que “debería llamar la atención” que se considere que las jóvenes de 15 o 16 años podrían están “planeando” sus embarazos.
 
A decir de Calderón, en el caso de adolescentes y especialmente de niñas no se debería considerar si estos embarazos están siendo o no planeados, porque es muy poco probable que las jóvenes estén “planeando” convertirse en madres a esas edades, y en caso de que sea acertada esa afirmación debe “ser atendida la razón por la cual las jóvenes desean ser madres, y probablemente no continuar con su proyecto de vida o educación”.

Abundó que desde hace muchos no se habla de control de la natalidad, si no de sexualidad libre e informada, aunque ha sido “muy poca la educación que se nos da en la materia y no siempre de la mejor calidad”.

En ese sentido recordó que la atención integral que se debe destinar a la atención del problema que representa el embarazo no planificado, debe en primer lugar promover el empoderamiento de las jóvenes y que cuando se hable de planificación debe hacerse desde la visión de que ellas “tienen que planificar su vida” y no desde cualquier otra consideración.
 
14/AZM/RMB