Busca Brasil reducir número de partos por cesárea

INTERNACIONAL
SALUD
   Sector privado recurre a ella en 84 por ciento de nacimientos
Busca Brasil reducir número de partos por cesárea
Por: la Redacción*
Cimacnoticias | Fortaleza, Brasil.- 23/10/2014

A partir de este viernes 24 de octubre, la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS) someterá a consulta pública en Brasil dos resoluciones, para reducir de los planes de salud las cesáreas innecesarias para las  mujeres.
 
Las medidas establecen un mayor acceso a la información para las beneficiarias de los planes de salud sobre el uso obligatorio del “partograma”, de la tarjeta de atención prenatal y de la carta de información a la madre.
 
Las propuestas para cambiar el actual modelo de atención fueron anunciadas el pasado 14 de octubre en la capital Brasilia, por el ministro de Salud, Arthur Chioro, y el director general de la ANS, André Longo.
 
Según el ministro, “en el sector privado el porcentaje que tenemos de partos por cesárea es el que deberíamos tener para partos normales. Respetar a las mujeres es, sobre todo, poner a su disposición toda la información sobre el parto normal y hacer que el parto quirúrgico sea adoptado sólo cuando sea necesario”.
 
En Brasil, la proporción de partos por cesárea es de 84 por ciento en el área de salud suplementaria (planes privados de salud). Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de cesáreas ideal debe ser alrededor de 15 por ciento, ya que la cirugía sólo está indicada en casos de emergencia y pone en peligro a la madre y al bebé.
 
La cesárea, cuando no se aplica por indicación médica, provoca innecesarios riesgos a la salud de la madre y del bebé: incrementa en 120 veces la probabilidad de problemas respiratorios del recién nacido y triplica el riesgo de muerte de la madre.
 
“La elección del modelo de parto es una cuestión de salud, y debe estar sujeta a lo más adecuado para cada caso y a lo que sea más seguro para la madre y el bebé”, dijo la gerente de Atención de Salud de la ANS, Karla Coelho.
 
Según la “Guía de los Derechos de la Mujer Embarazada y del bebé”, publicada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Ministerio de Salud en agosto de 2011, la cesárea está indicada “cuando hay riesgo para la vida de la madre, el bebé o para ambos, cuando la madre tiene hipertensión grave, en los casos en que la madre es seropositiva para el virus del SIDA, cuando la cabeza del bebé es más grande que la abertura de la madre, y cuando el cordón umbilical sale antes que el bebé”.
 
La práctica de la cesárea también se recomienda “cuando la placenta se desprende antes del nacimiento del bebé, cuando la localización de la placenta impide la salida del bebé, en situaciones en las que el bebé está sentado o cruzado, o el nacimiento de los gemelos cuando uno de los bebés está sentado”.
 
Es necesario, por tanto, la transparencia de la información para que la mujer embarazada, junto con su médico, decida el modelo de parto más adecuado.
 
Para estimular que el sector privado en salud adopte un comportamiento más centrado en la promoción de la salud y la mejora de la atención del parto, desde 2004 la ANS ha promovido una serie de iniciativas, entre ellas la creación del Programa de Cualificación de la Salud Suplementaria, adjudicando una mejor puntuación a los servicios con menor cifra de partos por cesárea.
 
*Este artículo fue retomado de la agencia internacional de noticias Adital.
 
14/RED/RMB