Incumple Oaxaca recomendación por violencia obstétrica

NACIONAL
SALUD
   Aún no construye hospital y salas de parto en población indígena
Incumple Oaxaca recomendación por violencia obstétrica
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 06/01/2015

Las autoridades oaxaqueñas aún no cumplen con las medidas de no repetición de los hechos que forman parte de la recomendación que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió hace un año por el caso de Irma, indígena mazateca a quien le fue negado el servicio médico y se vio obligada a parir en el patio de un Centro de Salud en el estado de Oaxaca.
 
Ante ello, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) exhortó a la CNDH y a las autoridades de la entidad a actuar de inmediato y terminar la construcción del Hospital de San Felipe Jalapa y las 50 salas de labor de parto a las que se comprometió el gobierno local.
 
En un boletín, la organización que representó a Irma ante la violación a sus Derechos Humanos (DH) recordó que como parte de las medidas de no repetición del caso –y a raíz del llamado de la CNDH–, el gobierno de Oaxaca se comprometió a construir el hospital y las salas de parto, tarea que no ha concluido hasta ahora.
 
En octubre de 2013 Irma llegó al Centro de Salud de Jalapa de Díaz. Pese a que los médicos la interrogaron sobre su estado de salud le negaron el servicio (aunque luego pretextaron que como Irma “no hablaba bien español, no le entendieron”), por lo que la indígena tuvo su parto en el patio del hospital.
 
El 29 de enero de 2014, “en un hecho inédito”, la CNDH emitió la primera recomendación sobre violencia obstétrica (1/2014) para atender el caso de Irma.
 
La Comisión consideró que se violaba el derecho a la salud, la integridad, seguridad personal y trato digno tanto de ella como de su hijo, y ordenó la reparación integral del daño causado, así como la adopción de medidas para que los hechos no se volvieran a repetir.
 
Una semana después  (6 de febrero), el gobierno estatal aceptó la recomendación de manera íntegra.

Hasta ahora –informó GIRE–, el gobierno de Oaxaca ha cumplido con algunas de las peticiones planteadas por Irma, así como de manera parcial con las recomendaciones de la CNDH.
 
“Sin embargo, queda pendiente garantizar que las instancias de salud del estado sean seguras, cuenten con la infraestructura necesaria y respeten los Derechos Humanos de las mujeres”, puntualizó la organización.

A un año de la recomendación, se ha cumplido con la publicación –dentro del sitio oficial del gobierno estatal– de una disculpa pública por la inadecuada atención médica brindada a Irma y a su hijo; el pago de una indemnización económica; el diseño de una agenda de trabajo de capacitación para el personal sanitario en atención de emergencias obstétricas, cuidado materno-infantil, trato humanitario, y situación de vulnerabilidad de diversos grupos y pueblos de comunidades indígenas.
 
Así como la presentación y seguimiento de la denuncia penal y administrativa contra el personal del Centro de Salud Rural del municipio de San Felipe Jalapa de Díaz.
 
15/AZM/RMB