Denuncia Gladys Lanza nuevo acto de hostigamiento en su contra

INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Desconocidos persiguen y vigilan a la feminista hondureña
Denuncia Gladys Lanza nuevo acto de hostigamiento en su contra
Especial
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 18/05/2015

La activista hondureña Gladys Lanza Ochoa, directora del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, sufrió una nueva agresión en su contra cuando fue perseguida por desconocidos que se transportaban en motocicletas y un automóvil sin placas.
 
La agresión ocurrió justo cuando Lanza, quien es considerada como impulsora del feminismo en Centroamérica, está a la espera de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras resuelva un recurso de casación (apelación) que interpuso contra la sentencia que la condena a año y medio de prisión, y a dejar de ser representante de la agrupación ciudadana que por más de 30 años ha dirigido.
 
Lanza Ochoa relató vía telefónica a Cimacnoticias que la mañana del pasado jueves 14 de mayo, al salir de su casa fue perseguida por dos hombres desconocidos que iban en motocicletas, vestían de colores oscuros, llevaban un casco que les cubría por completo el rostro, y portaban mochilas grandes en la espalda.
 
“Primero se pararon junto a mí, uno de cada lado y cuando me detuve se siguieron de largo, como si hubieran ido separados, pero después me volvieron a salir varias cuadras después, se escondían entre las calles, pero era claro que me venían siguiendo”, contó.
 
Ambos sujetos dejaron de seguir los pasos de la activista cuando vieron que ella abordó el transporte público, cuya parada se encontraba a varias cuadras de distancia de su casa.
 
Gladys Lanza abordó un autobús para continuar su camino, pero cuando llegó al final de su recorrido la activista percibió la presencia de un automóvil sin placas que estaba esperando su llegada.
 
“Me di cuenta de que había un carro muy raro y decidí tomar un taxi; al conductor no le dije que me venían siguiendo y le pedí que me llevará a una dirección diferente a donde inicialmente me dirigía, el coche nos siguió y fue cuando comprobé que me estaban siguiendo”, dijo.
 
La defensora de Derechos Humanos (DH) pidió al taxi que se detuviera y el automóvil sin placas se estacionó frente al transporte de la activista.
 
“No soy una mujer que siente miedo por cualquier cosa, pero en ese momento temí por mi vida, y pensé que me iban a secuestrar o algo peor, fue cuando decidí contarle al taxi que nos venían siguiendo”, abundó.
 
Entonces el conductor tomó una ruta diferente y fue cuando lograron perder al automóvil que perseguía a la activista.
 
Después del acto intimidatorio, Gladys Lanza acudió al Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), organización que la ha representado en otras ocasiones, para denunciar los hechos.
 
A decir de la feminista, su caso no es aislado, ya que más personas defensoras de DH que han sido criminalizadas y sometidas a un proceso judicial también fueron perseguidas recientemente.
 
Por lo que consideró que la agresión forma parte de una campaña de intimidación y silenciamiento del movimiento de defensa de DH. “Nos quieren distraer o alejar de nuestra labor, para que no informemos a la ciudadanía sobre el proceso político crítico por el que atraviesa el país”, apuntó.
 
Cabe recordar que en julio de 2009 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó medidas cautelares al Estado hondureño para proteger a la defensora, pero estas medidas no han sido debidamente adoptadas por las autoridades correspondientes.
 
“Nunca me han protegido como se les ordenó; en alguna ocasión me pusieron policías con armas largas, que impedían que las mujeres a quienes (en la organizaciones) brindamos apoyo, quisieran acercarse a denunciar sus casos”, reprochó.
 
El pasado 26 de marzo, la Sala Uno del Tribunal de Sentencia de la CSJ de Honduras notificó a la defensora el dictamen con el que la condenó a un año y medio de prisión, luego de que en enero pasado fue declarada culpable del delito de difamación. El pasado 29 de abril la defensora apeló su condena.
 
La sentencia contra Lanza se desprende de una demanda que en 2011 interpuso el ex director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social Urbana y Rural (Fundevi), Juan Carlos Reyes, quien fue señalado en su momento por acosar laboral y sexualmente a una trabajadora.

Ante los actos de hostigamiento, la Red de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras emitió un pronunciamiento para denunciar la persecución, y llamó a la comunidad nacional e internacional a “estar vigilantes ante tal situación”.
 
15/AZM/RMB