Medir impacto social de refugios para asignarles más presupuesto

NACIONAL
VIOLENCIA
   Funcionarios se comprometen a impulsar labor de estos espacios
Medir impacto social de refugios para asignarles más presupuesto
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 15/10/2015

Uno de los retos más importantes que enfrentan los refugios, espacios que brindan atención a mujeres víctimas de violencia, es la creación de indicadores y estadísticas con las que se pueda medir el impacto que tienen en la vida de las mexicanas, y que además permita la asignación de presupuesto para su adecuado funcionamiento.
 
Durante el Segundo Congreso Internacional “Avances e Implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y pasos para avanzar en la Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, que realiza la Red Nacional de Refugios (RNR), funcionarias de distintas dependencias se comprometieron hoy a impulsar la creación de tales indicadores.
 
Como parte de los paneles que se llevan a cabo en el encuentro, se contó con la participación de instancias federales que expusieron la forma en la que desde distintas áreas se trabaja a favor de la labor de los refugios, y se enfatizó en la necesidad de que el presupuesto asignado a estos espacios no disminuya y sea el adecuado, además de que llegue a tiempo a cada uno de los lugares.
 
José Ricardo Hernández, subdirector de Prevención y Atención de la Violencia del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), aseguró que hay voluntad política para trabajar a favor de los refugios, la que se traduce en que desde 2008 el presupuesto etiquetado para la igualdad de género se ha triplicado.
 
Aunque reconoció que el presupuesto aún no es suficiente, confió en que para 2016, primer año en el que se aplicará el llamado “presupuesto base cero”, los montos asignados no disminuyan.
 
Advirtió que de nada sirve la asignación presupuestal si no se pueden medir los resultados de las intervenciones, por lo que aseguró que desde el Inmujeres se trabajará con las dirigentes de los refugios para elaborar los indicadores correspondientes con perspectiva de género.

En tanto, Aurora del Río del Zolezzi, directora general adjunta del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, de la Secretaría de Salud federal, dijo que el presupuesto para 2016 “plantea muchas interrogantes”, ya que se está partiendo de la asignación de recursos basado en un piso sin indicadores y resultados.
 
En ese sentido, dijo que el verdadero reto para las instancias involucradas en los trabajos que realizan los refugios es la medición del impacto de las intervenciones realizadas, pues se sabe que los refugios son una de las bases con la que cuentan las mujeres para acceder a sus derechos básicos, pero esto aún no se ha logrado evidenciar con datos y estadísticas. 
 
Al mismo tiempo de comprometerse a seguir impulsando y apoyando la labor de estos centros, Del Río del Zolezzi llamó a las dirigentes de refugios a considerar que el presupuesto federal no es la única fuente de recursos, y aseguró que “generalmente los presupuestos locales no se visibilizan”.
 
Wendy Figueroa Morales, directora general de la RNR, llamó a las dependencias a mostrar realmente un compromiso político para la asignación de presupuesto, e involucrar a la sociedad civil en la elaboración de los indicadores.
 
El Segundo Congreso Internacional, que concluye este viernes, se desarrolla en el contexto del vencimiento del plazo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) –estipulados por la ONU en el año 2000–, y la adopción de la nueva Agenda de Desarrollo 2030.
 
Con el evento se busca establecer mecanismos efectivos para promover el acceso, ejercicio y goce de los derechos de las mujeres, niñas y niños víctimas de violencias, que requieren de un refugio de protección y de atención integral, de acuerdo con la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y en los instrumentos internacionales suscritos y ratificados por México.
 
15/AZM/RMB