Reforma política del DF, ningún beneficio para la ciudadanía

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Simple espectadora, dice el IMDHyD
Reforma política del DF, ningún beneficio para la ciudadanía
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 17/12/2015

La ciudadanía no obtendrá ningún beneficio de la recién aprobada reforma política del Distrito Federal, porque fue hecha por la clase política para sus propios beneficios, afirmó el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHyD).
 
El decreto para reformar diversas disposiciones constitucionales y con ello transformar al Distrito Federal en la Ciudad de México, una entidad federativa con autonomía de gestión y con una constitución local propia, fue aprobado por el Senado el 15 de diciembre pasado.
 
La reforma política del DF tuvo origen en el Pacto por México, una serie de compromisos firmados en 2012 por el Ejecutivo con los tres principales partidos políticos. Así, el 13 de agosto del 2013, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció su propuesta de reforma.
 
De acuerdo con el IMDHyD, que junto con otras agrupaciones civiles fundó el movimiento “Derechos Plenos, Capital Soberana”, en este proceso de reforma no estuvo presente la opinión ciudadana y tampoco se prevé su participación en el próximo constituyente, encargado de elaborar la Constitución de la Ciudad de México.
 
CONSTITUYENTE SIN CIUDADANOS
 
Una constitución, entre otros elementos, garantiza derechos básicos como la igualdad, salud, educación, acceso a la información, libertad de expresión, acceso a la justicia, participación política y además es la base para otras leyes.
 
Para redactar la primera Constitución –que integrará los derechos de las mujeres y hombres que viven en el territorio capitalino, en junio de 2016 se elegirá un Congreso Constituyente integrado por 100 congresistas, 60 electos por la ciudadanía y 40 designados.
 
Los partidos políticos propondrán las 60 candidaturas para constituyentes a elegir.  De los 40 constituyentes designados, 14 serán propuestos por el Senado, 14 por la Cámara de Diputados, 6 por el Presidente de la República y 6 por el Jefe de Gobierno.
 
Ante ello, el IMDHyD asegura que la ciudadanía simplemente votará para elegir a parte del constituyente y luego será un simple espectador. A ello se suma que el Jefe de Gobierno será quien elabore el texto constitucional y lo envíe al constituyente para su debate y aprobación.
 
En este sentido, la organización afirmó que una ciudad tan plural queda imposibilitada de formular una constitución igual de plural por lo que quedará sujeta a la visión de una sola persona.  
 
Tanto el IMDHyD como el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y el  Instituto de Acción Ciudadana para la Justicia y la Democracia, entre otras agrupaciones, han expuesto la necesidad de que el Congreso constituyente estuviera también integrado por mujeres y hombres para que se garantizara la pluralidad.
 
Y si bien es cierto que se contempla la posibilidad de candidaturas ciudadanas para el constituyente, éstas tendrán que enfrentar numerosas desventajas, como conseguir firmas ciudadanas para poder competir en la elección. El mensaje es claro, dice el IMDHyD: la ciudadanía no es bienvenida.
 
CENTRALIZACIÓN, GOBIERNO UNIPERSONAL
 
El IMDHyD también criticó que la actual reforma mantiene intocada una administración centralizada, con lo cual se impide que las futuras demarcaciones fortalezcan sus finanzas públicas y que puedan garantizar su participación en la planeación social, económica y financiera de la ciudad.
 
De igual manera la hacienda pública será unitaria y estará bajo el control del Gobierno central, con lo que se cierra la posibilidad de una justicia distributiva de los ingresos y una autonomía en el gasto por parte de las nuevas unidades político-administrativas.
 
En el caso de las futuras unidades político-administrativas, que sustituirán a las delegaciones, se preserva el gobierno unipersonal y se crea un Consejo, no cabildo, que tendrá un papel secundario.
 
15/AGM/GGQ