Un pacto político a favor de la igualdad: Maricela Contreras Julián

NACIONAL
   Transición en el Inmujeres
   Especial
Un pacto político a favor de la igualdad: Maricela Contreras Julián
Foto: Angélica Mancilla García
Por: Lucía Lagunes Huerta*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 21/11/2018

Militante de izquierda y feminista, Maricela Contreras Julián participó durante tres décadas en el partido del sol azteca. En septiembre pasado dejó las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para sumarse al Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Su nombre como candidata al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), suena en varios colectivos feministas y cercanos al poder.

Su carrera política la inició en el pueblo de Topilejo, de la Alcaldía de Tlalpan, donde fue delegada durante el trienio 2012-2015. Casi a la par de su militancia partidaria inició su acercamiento al feminismo en búsqueda de alternativas para eliminar la violencia contra las mujeres.

Pese a que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no ha manifestado su afinidad con el feminismo ni su compromiso con los Derechos Humanos de las mujeres, Contreras Julián cree que él “podrá escuchar y reconocer que la igualdad social sin perspectiva de género no llevará al desarrollo de México”.

Al ser cuestionada sobre la posibilidad de que una feminista llegue al Inmujeres cuando la agenda de género no es prioritaria del presidente electo, no duda en responder que “se abre una ventana de oportunidad muy grande, es un momento en el que se puede escuchar las diferentes voces, y que el tema de la equidad social nos abre a pensar que debe ser con perspectiva de género”.

Entrevistada en su casa ubicada en la misma demarcación que gobernó, Maricela Contreras Julián se apoya para responder a las preguntas, en la propuesta de trabajo que presentó en su momento a la próxima Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien agregó, “se mostró muy receptiva”.

La encomienda del presidente electo a Olga Sánchez Cordero fue “ir a hablar con todas nosotras y me parece que lo ha hecho de una manera profesional, con el piso parejo, me gustó mucho la reunión. Muchas de las ideas que yo platiqué le parecieron buenas”, señaló Contreras Julián.

“Se inicia un proceso donde ella dejó claro que hay un procedimiento que todas conocemos, a mí lo que me deja es un proceso abierto, en el que las organizaciones nos han apoyado, mujeres con las que trabajé hace 30 años”.

- Lucía Lagunes Huerta (LLH): ¿Hacia dónde llevarías al Instituto si fueras la titular?

- Maricela Contreras Julián (MCJ): El Inmujeres tiene un papel fundamental para trabajar en un binomio de temas. Uno es el combate a la pobreza de las mujeres y el otro es el de la violencia. Pobreza y violencia es un binomio muy peligroso para las mujeres de este país. Lo que tenemos que hacer desde el Instituto Nacional de las Mujeres, es voltear a ver las acciones que tiene que hacer este gobierno de manera transversal.

No se trata de que el Instituto haga mastografías ni políticas públicas concretas, esas las tienen que hacer las dependencias. Se abre la oportunidad para que el Instituto tenga una incidencia en la transversalidad de las políticas públicas, apoyada fuertemente por el gobierno para desarrollar una política de Estado de igualdad para que las dependencias de gobierno, léase las Secretarías, realicen y desarrollen políticas públicas a favor de las mujeres desde lo que les toca.

Para Maricela Contreras la agenda de igualdad de género está marcada por las recientes recomendaciones de las expertas de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés).

“Necesitamos un gran pacto en esta política de igualdad que incluye a los gobiernos de los estados y municipios. Si no logramos tener una incidencia horizontal de las políticas públicas de género, el Instituto como está, para el nuevo gobierno, no es útil.

- (LLH): ¿Cómo sí le va a ser útil?

- MCJ: En la medida que el Instituto logre tener esa autoridad de incidir en la transversalidad de la perspectiva de género en las diversas dependencias, es decir, que cuando las dependencias hagan sus programas operativos anuales consideren los indicadores de su área para mejorar la vida de las mujeres.

Que las mujeres dejen de ser solamente sujetas de beneficios sociales y que sean sujetas de derechos, y que estos derechos sean exigibles. El Inmujeres no puede suplantar a las dependencias. Que lo que tenemos que hacer en el combate de la pobreza y de la violencia se traduzca en oportunidades verdaderas para la mejor calidad de vida de las mujeres.

Debemos pensar en las mujeres como un activo nacional para el desarrollo y no como el grupo vulnerable.

Una de las revisiones que hace Contreras Julián sobre lo que habría que cambiar o reforzar es el Anexo 13, presupuesto destinado para la igualdad de género, impulsado desde la entonces Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados en la LX legislatura, la cual fue presidida por ella.

En su opinión, el Anexo 13 “ya cumplió su función” pues lo que ocurre hoy es que las dependencias han dejado de aportar recursos para los programas que desarrollan para la igualdad y viven del Anexo, el cual tiene un sentido de carácter extraordinario.

Un ejemplo de esto, dijo Contreras Julián, “es el Centro de Equidad y Derechos Sexuales y reproductivos de salud, eso opera casi exclusivamente con el dinero etiquetado que consiguen las diputadas” (a través del anexo 13).

“El otro lado de este presupuesto tiene que ver con la simulación que hacen las dependencias porque allí van a parar los programas sociales que no tienen que ver con el bienestar de las mujeres, ahí meten los programas para las familias, para los niños, porque (ese recurso) se lo dan a las mujeres”.

Para romper con esta dinámica Maricela Contreras propone, desde el Inmujeres “incorporar la obligatoriedad de las dependencias. Si eso está por ley,  en las reglas de operación, en el programa nacional de desarrollo, en las obligaciones de cada dependencia, lo que tendrá que ver el Inmujeres es que las dependencias cumplan con la obligación legal en términos de presupuestación”.

Para ello, agregó, es fundamental la Auditoría Superior de la Federación, para la fiscalización de los recursos que están destinados para los programas de las mujeres.

 Propuestas:
1.    Un gran pacto por la igualdad
2.    Transversalización de la política de género
3.    Programas pilotos de desarrollo
4.    La presencia del Instituto en la Conago, reuniones de Gabinete y en la Conferencia Nacional de procuradores.
5.    Reconocimiento de las jóvenes como sostén de la economía nacional.
6.    Protocolos de atención para los refugios de mujeres maltratadas, gubernamentales y privados
7.    Abolición de la Prostitución
8.    Prohibición del matrimonio infantil
9.    Regulación de los medios para evitar el sexismo

- LLH: ¿Cómo conciliar lo que se tiene que hacer y la austeridad propuesta por el presidente electo?

- MCJ: Tenemos un gobierno que va a ser paritario, ahí las mujeres tenemos que aliarnos, entender que el combate a las desigualdades pasa por todas las políticas que se están desarrollando. Tenemos que hacer política, tendremos una secretaria de Gobernación, de Economía, que serán grandes aliadas, eso dependerá de cómo vamos a hacer política.

- LLH: ¿Cuáles serían los cambios. Qué le agregarías al Instituto para cambiar las condiciones estructurales de desigualdad de las mujeres?

- MCJ: Entender que el Inmujeres debe ser un área normativa que esté al pendiente de cómo se debe desarrollar una política pública. Tenemos una gran responsabilidad en términos internacionales, tenemos que vigilar que se cumplan las recomendaciones internacionales.

Es importante que el Instituto esté representado en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), debe tener un nivel importante no sólo con las dependencias sino con los gobernadores de los estados para poder avanzar en las políticas. Se está pensando hacer un fondo para los estados y debe tener una visión de género.

- LLH: La violencia contra las mujeres. ¿Qué habría que hacer ahí?

- MCJ: Hay que hacer una labor de fondo donde el Inmujeres tiene una parte. Las mujeres hemos creado diferentes dependencias y mi evaluación de esas dependencias es que no han funcionado. Tenemos la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) pero es un elefante blanco.

Como Instituto propondría un área que uniera los servicios, están ahí los Centros de Justicia que no están funcionando. Tenemos que separar la atención a la violencia en términos operativos, hay un esquema que es muy interesante que están planteando en Seguridad Pública que es crear estas zonas de Seguridad Pública, esas dependencias deben tener las patas que se requieren en la prevención, la atención y la procuración de justicia, independientemente de la violencia.

- LLH: Impunidad

- MCJ: Ése es el reto y tenemos que verlo de manera integral. Cuando me refiero a hacer política es porque hay que tener esas vinculaciones que nos permitan poner los cimientos. Revisar cuáles son las dependencias que tenemos, qué cambios hay que hacer y analizar quiénes van a tener el eje rector.

- LLH: El Inmujeres no ha sido una instancia prioritaria para el Ejecutivo. ¿Cómo miras al Instituto en la prioridad del nuevo presidente?

- MCJ: Él ha planteado cosas que son importantes y ahí es donde nosotras debemos meternos. Ha planteado el combate a las desigualdades y ahí hay que plantear el combate a las desigualdades con perspectiva de género.

Tenemos que pugnar porque estemos en las reuniones de gabinete, en la Conago, en las reuniones nacionales de procuradores. Sin duda, se requiere de un apoyo decidido del presidente y creo que es algo que se puede lograr, porque es un hombre sensible, tenemos una gran oportunidad para acercarlo a estos temas desde lo que es esta visión de gobierno que tiene que ver con cambiar las condiciones de desigualdad, tenemos que ser un Instituto acorde con esta visión de gobierno que tiene Andrés Manuel.

- LLH: Las jóvenes que no tienen acceso a la educación y al empleo ¿cómo garantizar su desarrollo?

- MCJ: Las propuestas de gobierno que ha hecho Andrés Manuel son importantes, de incorporar a  las jóvenes como aprendices, hay que pensar que esta política pública debe mirar a las mujeres; en términos de educación las becas son importantes, ampliar la oferta educativa que garanticen cobertura. Se tiene que pasar por el reconocimiento del papel de las mujeres jóvenes como el sostenimiento de la economía nacional, para redimensionar qué se tiene que hacer.

Aunado al tema de educación sexual en ese tramo de edad, porque ha habido un abandono de las políticas de planificación familiar, ha habido una disminución en la compra de anticonceptivos, condones, eso que fue una política importante para disminuir el número de hijos de las mujeres. 

- LLH: El matrimonio infantil

- MCJ: Yo parto de una visión laica, de un Estado laico que tiene que ver con el bienestar general. Estoy del lado de la prohibición del matrimonio infantil, porque buena parte del problema de embarazo adolescente tiene que ver con el abuso de las menores de edad. El abuso sexual de las menores de edad es lacerante en este país.

Si una adolescente de 12 años se está casando con hombres de 25 años, ahí está claro el abuso. No puedes aludir que hubo consentimiento. Estoy desde una perspectiva de la prohibición del matrimonio, la prohibición por sí sola no sirve de nada, debe haber un esquema de cuidado y protección a las menores de edad.

- LLH: Una discusión que ha tomado auge es la reglamentación de la prostitución.

- MCJ: Mi posición personal es abolicionista, sé que ese es un proceso, no podemos decir hoy prohibimos y desaparece, son procesos complicados, con líneas muy delgadas con la trata de mujeres, no criminalizar pero sí buscar que haya opciones. Hay un sistema corruptor que no sólo tiene que ver con el padrote sino con autoridades. Si miramos la economía de la prostitución, quién se beneficia con la prostitución. Tenemos que transitar hacia la abolición de la prostitución.

- LLH: ¿Qué temas hay que incorporar al Inmujeres?

- MCJ: Sin duda falta trabajar con las mujeres indígenas, campesinas y afrodescendientes, hay que consolidar los centros de justicia para mujeres y la creación de un protocolo para los refugios tanto institucionales como privados, para mujeres víctimas de maltrato. Se tiene que hacer un catálogo único de delitos.

Mujeres desplazadas internas, la violencia ha dejado un gran desplazamiento interno pavoroso y las mujeres están en condiciones de desprotección junto con sus hijos. Los hijos y las mujeres de tantos asesinados en este país.

Desarrollar proyectos pilotos en zonas de desarrollo, con un esquema de trabajo de desarrollo para las mujeres en buenas condiciones laborales, con buenos salarios, protección y veamos  que tanto produce esta zona.

- LLH: Relación con los medios de comunicación y la perspectiva de género, legisladoras de Morena han planteado sancionarlos ¿qué opinas?

- MCJ: Es un tema en el que la Secretaría de Gobernación que ha sido la responsable por mucho tiempo de la regulación no ha hecho su tarea, hoy tenemos medios de comunicación donde la figura femenina es una moneda de cambio, es un producto promocional.

Creo que debe haber reglamentación y transformar la manera en que los medios tratan los temas de las mujeres, por ejemplo, el feminicidio, al final importa más cómo va vestida la víctima.

Sí tiene que haber un mecanismo de sancionar y debe haber un mecanismo de los propios medios de autoregulación.

Son un negocio la mayoría de los medios, lo que venden es la naturalización de la violencia ante el proceso de repetición de los medios, eso no nos permite reaccionar, es tan cotidiano que pasa de largo. Que no sólo es sobre las noticias, sino los contenidos de los programas en general.

 

Semblanza
 

Maricela Contreras Julián
Cuenta con estudios en Enfermería y Estudios Latinoamericanos. Cursó diversos diplomados entre ellos; Presupuestos con Perspectiva de Género, Pensamiento Estratégico y Análisis Político Estratégico. Ha sido dos veces diputada local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; fue presidenta de la Comisión de Equidad de Género en la III legislatura y de la Comisión de Salud en la V. También fue dos veces Diputada Federal; presidenta de la Comisión de Equidad y Género, en la LX legislatura y presidenta de la Comisión Especial de Delitos por Razón de Género, en la LXIII. Impulsó la creación de las unidades de Género en los tres poderes y en las instituciones de educación superior del país (UNAM, IPN, UAM y COLMEX). Creó la Ley para Atención Integral del Cáncer de Mama en la Ciudad de México, impulsó el Protocolo Nacional de Actuación Ministerial, Pericial y Policial para la Atención de Delitos Cometidos por Razones de Género. Fue representante del Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, ante la Coordinación de Seguridad Pública y Procuración de Justicia Tlalpan III y Jefa Delegacional de Tlalpan.

*Periodista y feminista, Directora General de CIMAC

Twitter: @lagunes28

18/LLH/LGL