Inicio 57 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos

57 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos

Por la Redacción

En el marco del aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el pasado 10 de diciembre las organizaciones civiles de Chiapas celebramos el Día de los Derechos Humanos.

¿Qué significa para nosotros este acontecimiento, si todos los días vemos noticias, leemos periódicos, escuchamos historias y conocemos personas a las que, de una u otra forma, les son violentados sus derechos más elementales?

A los 57 años de firmarse esta Declaración, seguimos encontrando casos que no se denuncian; nadie los conoce, pero suceden diariamente en el mundo y pocas veces tenemos la oportunidad de hacer algo para reclamar esos derechos quebrantados.

PARA MUESTRA, UN BOTON

Juan Pérez, migrante hondureño, vino a México hace siete años tratando de encontrar mejores condiciones de vida. Es campesino y ha formado una familia con una mujer mexicana con quien ha procreado tres hijos. En el mes de octubre, Juan fue privado de su libertad por cuatro policías de la Agencia Estatal de Investigación en Chiapas, quienes con lujo de violencia lo detuvieron estando él en sus labores cotidianas de trabajo. Lo torturaron durante ocho horas, buscando que se declarara culpable por un homicidio que no cometió.

Durante el periodo febrero-agosto de 2005, el centro Fray Matías atendió 145 casos en los que había alguna violación de derechos humanos, se requería orientación jurídica, acompañamiento, canalización o algún tipo de gestoría; 91 eran administrativos, uno agrario, uno asistencial, 16 civiles, 13 laborales y 23 de tipo penal. Al atenderlos se benefició a 310 personas: 235 hombres (incluyendo un menor) y 75 mujeres (incluyendo cinco niñas).

En cuanto al origen de las personas atendidas, 179 eran de nacionalidad guatemalteca; 43 eran hondureñas; 66 eran mexicanas; diez, nicaragüenses, y 14 eran salvadoreñas. Esto significa que 79 por ciento fueron personas centroamericanas, situación que nos confirma la presencia importante de la población migrante en nuestra región fronteriza, la cual necesita de nuestro apoyo por un motivo: está constituida por extranjeros, quienes son por tanto más vulnerables, además de la fragilidad en que los coloca su condición de edad -en relación con las y los menores-, sexo -cuando son mujeres- y trabajadoras/es.

Del total de los casos, en diez había flagrantes violaciones a derechos humanos, nueve correspondían a migrantes y uno a un mexicano. Los casos más comunes de violaciones a derechos humanos son por detenciones arbitrarias, tortura, detenciones ilegales, desaparición de personas y violación al libre tránsito, entre otros.

Pero, ¿quiénes violan los derechos de estas personas? Las autoridades, en sus distintos niveles, regularmente.

De los diez casos, en dos hubo violaciones a derechos humanos por parte de policías de la Agencia Estatal de Investigación; tres, por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM); uno, por Seguridad Pública del Estado y agentes del INM, y uno por militares. En relación con estos casos, se presentaron tres quejas en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), dos ante la Comisión Estatal (CEDH) y una en la Secretaría de la Defensa (Sedena).

Como organización, el Fray Matías ha sido cuestionado por apoyar y defender a los migrantes; se nos ha acusado de defensores de delincuentes, de traidores a la patria, de “polleros” incluso, sin tomar en cuenta que la Declaración Universal de los Derechos Humanos se aplica “a todo individuo sin distinción de género, raza, religión o cultura”, olvidando también que nuestro gobierno ya ha escrito, firmado y ratificado distintos tratados y convenios internacionales que protegen los derechos humanos de cada individuo en situaciones especiales. .

Este 10 de diciembre festejamos el Día de los Derechos Humanos sin dejar de cumplir con nuestra misión: dando gracias por la vida, la libertad, la igualdad, la justicia; aunque no las gocemos en su plenitud, sabemos que las tenemos y debemos luchar para que sean una realidad y se hagan vigentes en nuestras legislaciones nacional para toda aquella persona mexicana, extranjera, trabajadora o migrante que lo necesite.

*Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Área de Vinculación, Tapachula, Chiapas.

05/AS/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content