58 millones de niñas en el mundo, sin educación primaria

    Mujeres, dos terceras partes de los adultos analfabetas
58 millones de niñas en el mundo, sin educación primaria
Cimac | Madrid.- 27/09/2005

A pesar de los reconocidos avances con respecto a la educación de las mujeres, todavía 58 millones de niñas en el mundo se ven privadas de la enseñanza primaria, según el último estudio de Save The Children, titulado Estado mundial de las madres 2005, que fue presentado en Madrid.

El informe, que esta organización no gubernamental dedica el presente año a la educación de las niñas, revela el fracaso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU en ese ámbito, a pesar de las buenas intenciones y de los innumerables discursos de los gobiernos.

En todo el mundo, unos 103 millones de menores en edad de enseñanza primaria no van a la escuela; de ellos, 56 por ciento son niñas. Asimismo, dos terceras partes de los adultos analfabetas son mujeres. Por otra parte, el informe también muestra los importantes logros en escolarización femenina de países como Bolivia, Kenia, Camerún y Bangladesh, afirma el portal Mujereshoy.

Como subrayó el presidente de Save de Children, José Miguel Contreras, la educación es la mejor arma para luchar contra la desigualdad y el subdesarrollo, porque "las niñas de hoy son las madres de mañana".

Una niña no escolarizada tiene muchas más posibilidades de vivir en la pobreza, casarse temprano, morir durante el parto, perder a un hijo a causa de enfermedades o tener muchos alumbramientos muy seguidos. En un país en desarrollo, un año más de enseñanza escolar para las niñas supondría salvar la vida de al menos 60 mil menores.

Asimismo, una mujer con siete o más años de educación escolar se casa cinco años más tarde que mujeres con menos o ninguna educación, y tiene entre dos y cuatro hijos menos, asegura el estudio.

Las tres cuartas partes de los niños sin escolarizar se encuentran en el África Subsahariana y en el Sudeste asiático; en el conjunto de países en desarrollo, 85 por ciento de los niños y sólo 76 por ciento de las niñas que comienzan la enseñanza primaria la terminan.

Los últimos puestos en cuando a progresos en escolarización femenina están ocupados por Ruanda, Irak, Malawi y Eritrea. A pesar de ello, si bien la pobreza y la discriminación son importantes barreras, destacó María Jesús Mohedano, integrante de Save The Children, se constata también que los avances no siempre están ligados a la economía.

Kenia por ejemplo, con una inversión per cápita de 1,020 dólares, supera las expectativas de educación de las niñas, mientras que Arabia Saudita, con 12,650 dólares, queda muy por debajo.

El informe de Save The Children incluye, como cada año, el Indice de madres que clasifica a los mejores y los peores países para ser madre.

La lista revela contrastes alarmantes: si en Suecia, el primer país, de la lista, todos los partos cuentan con asistencia calificada, en Etiopía sólo 6 por ciento de los partos son atendidos; únicamente uno de cada 333 niños muere en Suecia antes de cumplir un año, mientras que en Etiopía esta cifra es de uno de cada nueve niños.

05/YT