Inicio » A cerrar filas para demandar acceso a medicinas contra VIH

A cerrar filas para demandar acceso a medicinas contra VIH

Por Miriam Ruiz, enviada

Pese a los anuncios optimistas que las grandes figuras mundiales han hecho aquí en la XVI Conferencia Internacional sobre el Sida, la realidad de las mujeres y hombres que luchan por su vida frente al virus y un sistema apático, se alza en protestas intermitentes a lo largo del foro.

Sean trabajadoras sexuales de todos los rincones del planeta o usuarios de drogas en Canadá, los grupos de manifestantes parecen salir de la nada y desaparecen luego de un instante, en una táctica de guerrilla frente a las duras medidas de seguridad.

Así, uno de los grupos más discriminados y violentados del planeta, las trabajadoras sexuales ?que en algunos países representan al 80 por ciento de las mujeres con la infección–se manifestaron frente al centro de medios y de la sala de oradores para pedir que se les tome en cuenta como parte de la solución.

Un centenar de mujeres, pelirrojas, morenas, de sari o camiseta, lejos de los callejones oscuros, atrajeron la atención mundial en la voz de Claire Thiboutot, directora ejecutiva de Stella, organización de trabajadoras sexuales en Canadá y de Laxhmi, una atractiva y famosa transgénero de la India.

Las trabajadoras sexuales son parte de la solución contra el VIH, es el mensaje que dieron a la prensa al exigir que se respeten todos sus derechos humanos y también laborales.

Pocos minutos después, sus fuertes voces desaparecieron.

Más tarde, se elevaron las voces de los grupos altermundistas para recordar que los tratados comerciales de Estados Unidos ?incluyendo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “son una sentencia de muerte para las personas con VIH.”

Un grupo de activistas y personas seropositivas de Malasia explicó que el tratado bilateral que negocia el gobierno de ese país asiático con el gobierno de Bush impediría la importación de genéricos desde la India, una medida que redujo el tratamiento de 315 dólares a solo 58 dólares por paciente.

“Bajo el nombre de libre comercio, los Estados Unidos presionan para un monopolio de nuevos medicamentos, con lo que elevan el costo para algunas de las personas más pobres del mundo”, dijo Rohit Malpani, representante de Oxfam Internacional.

“Ni los pacientes, ni los gobiernos podrán costear los nuevos medicamentos antrirretrovirales que son básicos para atacar la pandemia”.

Aún en este país de primer mundo, el acceso universal al tratamiento y protección contra el VIH tiene sus límites, por lo que pequeñas protestas se han llevado a cabo en las inmediaciones del Centro de Convenciones de Toronto, sede de la conferencia.

Al filo del medio día y con el lema: “La gente muerta no va a desintoxicarse”, grupos canadienses de usuarios de drogas, llamaron a cerrar filas frente a la conferencia para pedirle al primer ministro Harper que de marcha atrás al cierre del único centro de inyección segura en Vancouver y pedirle que use evidencias médicas y no argumentos morales para determinar el destino de las personas con adicciones.

Como tradicionalmente lo han hecho en el último cuarto de siglo desde que inició la pandemia, activistas y familiares anunciaron una vigilia silenciosa, que promete reunir a miles de personas en la plaza Dundas, donde este jueves se apagarán sus gigantescos monitores para iluminarse solamente con velas.

06/MR/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: