Inicio A mayor educación sexual, menor riesgo para jóvenes

A mayor educación sexual, menor riesgo para jóvenes

Por Liliana Reyes C.

En México, la edad promedio en la que los jóvenes inician su vida sexual es entre los 16 y los 18 años, comentó el doctor José Ángel Aguilar Gil, a cargo de la Red Democracia y Sexualidad, basado en un estudio aplicado a personas de 15 a 29 años.

El especialista añadió que la mayoría de los hombres empiezan su vida sexual con una amiga, lo que en otros tiempos era con prostitutas. Las mujeres inician su vida sexual con su novio, lo cual no ha cambiado a excepción de que ya no es con su marido.

En el grupo de jóvenes que se hizo el estudio, se observó que aún existía una carga moral muy grande ya que pensaban que si una mujer se acuesta con un desconocido es una zorra, en cambio si es con su novio no hay ningún problema.

Aun cuando la edad en la que las y los jóvenes comienzan a tener sus relaciones sexuales es temprana y los embarazos también, se ha comprobado que entre más educación sexual se tenga y se comience a informar desde muy chicos, los embarazos disminuyen, comentó el doctor Aguilar Gil.

Las cifras son las siguientes: por cada mil mujeres de 15 a 19 años, en México el 70 por ciento están embarazadas, en Estados Unidos el 52 por ciento, Francia nueve por ciento y el Alemania cuatro por ciento. En países más desarrollados y con cultura de educación sexual es menor el porcentaje de embarazos en adolescentes, abundó.

De las personas que tienen vida sexual activa el 51.2 por ciento usa algún anticonceptivo, el 53.2 por ciento utiliza el condón como protección. En el mundo siete mil jóvenes menores de 24 años están infectados de Sida y la relación es de una mujer por cada seis hombres.

En la República Mexicana, los estados con registro de más casos de VIH-Sida son Veracruz, estado de México y el distrito Federal, según datos de Aguilar Gil expuestos en el marco del seminario taller La Sexualidad y la Reproducción como derechos humanos, organizado por la sociedad civil.

Mencionó que el uso del condón también tiene una connotación de discriminación, ya que los hombres lo usan selectivamente. Con la novia no lo utilizan porque es una chica decente, pero en relaciones con alguien más si lo usan porque podría ser una chica fácil. Si los hombres cargan sus condones son unos tipos prevenidos y con protección, lo cual les da status.

En cambio, las mujeres que traen condones en su bolsa son promiscuas, planean acostarse con todos, y se desprestigian por lo que en la lucha por los Derechos de las mujeres y los Sexuales y Reproductivos, hay un largo camino por andar debido a la discriminación, precisó.

Incluso, dijo, las mujeres tienen ciertas limitantes hasta para hablar del tema de la sexualidad porque la sociedad así lo marca, pero cuando una chica se va a casar sólo hasta entonces habla de ello.

La maestra psicóloga Ariadna Benavides Higuera concluyó que todos debemos tomar en cuenta tres puntos: la conciencia, de mí, de mis acciones, de mi cuerpo y mis límites; libertad, para elegir, que también depende de la conciencia y responsabilidad, responder ante mis actos.

06/LRC/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más