Inicio A pesar de sus proclamas, Fox les queda mal a las mujeres

A pesar de sus proclamas, Fox les queda mal a las mujeres

Por Xavier Treviño

El 8 de marzo de 2001, al instalar los trabajos del Instituto Nacional de las Mujeres, (Inmujeres), la primera institución para atender la problemática específica de la mitad de la población, Vicente Fox aseguró: “La situación de las mujeres será un termómetro sensible para medir el grado de progreso del país, el estado de nuestra democracia y de la justicia”. Doce meses después, el termómetro habla por sí mismo.

Durante 14 meses, ocho días de régimen foxista, fueron asesinadas 33 mujeres más en Ciudad Juárez, hasta llegar a 268 casos desde 1993 sin aclaración ni justicia. Tampoco se atendió la violación tumultuaria a tres indias tzeltales, ocurrida hace casi ocho años, a pesar de que el 19 de marzo de 2001 el gobierno de Fox recibió la primera condena de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por no atender la demanda de enviar este caso a la justicia civil. Todo hace suponer que los militares se niegan. Hay pláticas en Washington.

En el 2001 se perdieron 50 mil empleos femeninos tan sólo en la industria maquiladora, dijo este miércoles 6 de marzo María Eugenia Gómez, funcionaria del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. La tasa de desempleo abierto para las mujeres pasó de 1.9 a 3.2, creció en casi 100 por ciento en el último año.

Y el termómetro continúa: del presupuesto federal en el proyecto enviado por Fox sólo se etiquetó para políticas públicas para las mujeres el 0.3 por ciento, dos mil 220 millones 400 mil pesos. Las diputadas le adicionaron casi tres mil millones de pesos más. Todo quedó en un poco más de 0.6 por ciento.

Este 8 de marzo, en el Salón López Mateos de los Pinos, Patricia Espinosa, presidenta el Inmujeres tendrá que rendir cuentas y al presidente Vicente Fox decir otro discurso. Pero el termómetro no miente. En su búsqueda por gobernar al país, el guanajuatense habría llamado en 19 ocasiones a cogobernar a las mujeres con el ofrecimiento de “usar toda la fuerza de la Presidencia” para incluir la perspectiva de género en su mandato. Instruyó al gabinete, insinuó a los otros poderes y solicitó a la sociedad promover la igualdad sin exclusiones.

No obstante este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, tendrá que reconocer que su partido, el Partido Acción Nacional (PAN), detuvo, por “razones de Estado” la iniciativa para modificar en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), la reglamentación de la cuota de participación femenina en un mínimo de 30 por ciento. El mercurio del termómetro se contrae.

A pesar ese deseo, como diría él mismo sobre la necesidad de “crear las condiciones para la participación de las mujeres, en todos los ámbitos, responda a criterios de equidad”, solamente designó a tres secretarias de estado en su Gabinete de 18 carteras. Puestos diversos, adicionales pero importantes, no suman más de 10.

La rémora de las mujeres es vasta, diría en entrevista la diputada priista María Elena Chapa, al señalar que el mandato internacional de poner en práctica la Convención contra todas las Formas de Eliminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) es una quimera.

Y a pesar de que la CEDAW tuvo que adicionar un protocolo facultativo para que la injusticia femenina llegue a tribunales internacionales, otra vez, el partido político del presidente Fox intentó poner trabas a su aprobación en el Senado. Las voces de las mujeres priistas y perredistas en diciembre del 2001 tuvieron que alzarse para hacer efectivo ese protocolo, al que ahora podrán acudir las mujeres discriminadas en cualquier ámbito.

DERECHOS HUMANOS

Siete años han pasado desde que se comenzó a dar seguimiento a los asesinatos de mujeres jóvenes en su mayoría menores de 25 años en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez. La llegada un gobierno no priista a la silla presidencial no impidió que se repitiera el mismo patrón de la justicia: no hay detenidos creíbles, las investigaciones no avanzan, y la zona se ha convertido en una pesadilla para las miles de mujeres que trabajan en las maquiladoras.

De las 268 mujeres desaparecidas desde 1993, sólo se han encontrado los cadáveres de 108, de las cuales 40 por ciento nunca fueron identificadas. Además sólo en un 19 por ciento de los casos se ha encontrado los asesinos. La inacción del gobierno foxista en el caso ha dado lugar a una visita de la relatora especial de la CIDH para los Asuntos de la Mujer.

Seis meses después del alzamiento zapatista en Chiapas, las hermanas tzeltales María Teresa, Cristina y María Méndez Santiz fueron detenidas por un grupo de militares en un retén militar “para interrogarlas”, así como ilegalmente privadas de su libertad, violadas y amenazadas, con la complicidad de más de 30 elementos del Ejército de un retén militar en el municipio de Altamirano.

En marzo del 2001, la CIDH exhortó a través de la recomendación 53/01 al gobierno de Vicente Fox a investigar de manera seria e imparcial la denuncia de las jóvenes y determinar la responsabilidad penal de los violadores. Sin embargo, hasta ahora hay respuesta del gobierno federal a la demanda del organismo de derechos humanos de promover que el expediente ubicado hasta ahora en la Procuraduría de Justicia Militar, se envíe a la justicia civil.

EMPLEO Y OPORTUNIDADES

La ya de por sí iniquitativa situación laboral de las mujeres en México, se ha vuelto crítica con la crisis económica que vive México desde hace años. Si 10 por ciento de los hombres mejor pagados ganaba 1.5 veces que el 10 por ciento de las mujeres mejor remuneradas, esta tendencia se ha incrementado con la recesión.

En el sector manufacturero, en el que las mujeres representan casi 60 por ciento de la mano de obra, el personal ocupado disminuyó 6.4 por ciento en diciembre de 2001 respecto a un año antes. La industria textil, cuya mano de obra son mayoritariamente mujeres, cayó 12.4 por ciento. Es más, los trabajadores en la industria maquiladora de exportación sobre todo en la frontera norte de país sufrieron un declive global de 17.3 por ciento en año.

En términos relativos el desempleo femenino aumentó cinco veces más que el de los hombres, al pasar de 1.9 al 3.2 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) en año. A esto se añade que a pesar de que las mujeres son el 51 por ciento de la población, sólo siguen representando la tercera parte de la PEA, ya que se sigue sin dar valor al trabajo doméstico.

PRESUPUESTO 2002

La exigencia de que el presupuesto tuviera una perspectiva de género fue infructuosa, pese al compromiso del presidente Fox. Tanto las organizaciones de mujeres, como instituciones multilaterales han advertido de la necesidad de formular políticas económicas y sociales con análisis de género.

De los poco más de cinco mil mmdp que el presupuesto para el 2002 otorga a las mujeres, la mitad corresponde al Programa de Educación Salud y Alimentación (Progresa), el principal instrumento de combate a la pobreza extrema en el país. Por su parte el presupuesto del recién creado Inmujeres bajó de 222.0 a 220.4 mdp, con lo que disminuyó casi ocho por ciento en términos reales, a pesar de que el propio instituto proponía como presupuesto ideal 322.6 mdp, según datos oficiales.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content