Inicio Aborto en México, realidad cotidiana

Aborto en México, realidad cotidiana

Por la Redacción

Una investigación realizada por el Instituto Alan Guttmacher en 1994 registró que en nuestro país se practicaban alrededor de 565 mil abortos al año. Encuestas sociodemográficas más recientes, realizadas de 1995 a 1997 por el Consejo Nacional de Población, refieren 230 mil.

Y es que, a pesar de las prohibiciones impuestas por la Iglesia Católica y los grupos conservadores, las mujeres mexicanas continúan practicándose abortos clandestinos. Así lo afirma Elsa Ancona, abogada de del Grupo de Información para la Reproducción Elegida (GIRE).

Mariana abortó a los 19 años “en condiciones complicadas, antihigiénicas e inseguras” y carente de orientación y supervisión médica. Los problemas con su familia y la certeza de no poder salir adelante, la llevaron a considerar que esa era la mejor opción tanto para ella como para el bebé.

La joven de hoy 23 años relató a NotieSe que para la interrupción de su embarazo introdujo pastillas Citotec en su vagina, el medicamento le costó cerca de mil pesos y le provocó “cólicos parecidos a los menstruales que duraron cerca de una hora, diarrea, náuseas y vómito”.

La práctica clandestina y en situaciones insalubres se debe al desconocimiento de las mujeres acerca de los avances de la ley y a la penalidad impuesta por realizarlo por propia decisión.

Según una encuesta realizada el año pasado por el bufete Ulises Beltrán y asociados, 74 por ciento de mujeres en edad reproductiva, que viven en bajas condiciones económicas y habitan en el Distrito Federal, no sabe que en ciertos casos el aborto es legal.

Definido el aborto por el artículo 329 del Código Penal del como “la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez”; las modificaciones a los artículos 333 y 334 indican que este acto no se sanciona cuando a juicio de dos médicos “la mujer embarazada o el producto corran peligro de muerte”, cuando “el embarazo sea resultado de una violación”, de inseminación artificial o imprudencia de la mujer.

Al hablar con NotieSe sobre los derechos sexuales y reproductivos, Contreras Julián perteneciente al Partido de la Revolución Democrática, señaló que los libros de texto gratuitos deberían participar a fin de “tener jóvenes informados que puedan hacer uso de su sexualidad de manera responsable”.

El aborto de Mariana permaneció, como muchos, fuera de las estadísticas de quienes llegan a los centros hospitalarios por abortos mal practicados.

En la actualidad, Mariana piensa que de haber terminado la gestación no hubiera podido educar al niño, tampoco darle la atención necesaria. Cree –y así lo comenta a Sandra Lucario, reportera de NotieSe y autora de este reportaje– que no incurrió en delito y considera que las leyes deberían “ser un poco más realistas en torno a lo que está ocurriendo en el mundo”.

04/NotieSe/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más