Inicio Abrirán Casa de partos “humanizados” en Comitán, Chiapas

Abrirán Casa de partos “humanizados” en Comitán, Chiapas

Tener un parto natural, digno y placentero, es lo que busca ofrecer la próxima Casa de partos a la población de Comitán, Chiapas, y a toda aquella mujer que desee experimentar al parto como una vivencia transformadora y no traumática.

Tras la experiencia de “Casa de partos Luna Maya”, en San Cristóbal de Las Casas, un grupo de mujeres encabezado por Guadalupe de la Luz Blanco abrirá en los próximos días una casa de partos en la ciudad de Comitán, siendo la segunda de su tipo en el estado y en el país, convirtiendo a Chiapas en una entidad innovadora y revolucionaria en el tema.

Entrevistadas, la responsable de la casa de Comitán, Guadalupe de la Luz Blanco, y la directora de Luna Maya en San Cristóbal, Cristina Alonso, apuntaron que la nueva casa significa “un cambio social muy profundo, porque Chiapas está siendo un estado innovador para humanizar el parto y para entenderlo como un derecho”.

Blanco, quien después de trabajar durante siete años en un hospital público entendió que “no era lo que quería”, comenta que al conocer la casa de partos Luna Maya y la labor de la partera Cristina “me di cuenta que el punto medular de una casa es que sea un espacio acogedor y te sientas precisamente en casa y no en un hospital”, lo cual alentó la idea de establecer un lugar de ese tipo en Comitán.

Con el tiempo, encontró a más mujeres interesadas en el proyecto y es en este año que por fin la casa será una realidad.

El lugar ofrecerá un trato y un espacio dignos para una mujer durante el embarazo y el parto. “En un hospital, por lo general hay reglas muy estrictas. Por espacio y visión, no fueron hechos para tener a tu familia en el momento de parto. Los hospitales son muy buenos para partos de alto riesgo, pero para la gran mayoría que son de bajo riesgo y necesitan una experiencia más significante, les queda muy corto”, apunta.

Graduada en Michoacán en Educación perinatal, a Blanco le interesaba más tratar a las mujeres bajo el principio de “parto humanizado”, una corriente que afirma “que la mujer puede parir naturalmente y si se le ayuda puede ser una experiencia placentera”.

La Casa de partos, ubicada en tercera oriente sur numero 110 , Barrio San Sebastián, ofrecerá los servicios de consulta prenatal, métodos de planificación familiar, Papanicolaou, cursos de preparación del parto, yoga pre natal y, para niñas y niños pequeños, aromaterapia y próximamente una huerta orgánica para ofrecer productos orgánicos. A propósito, por ser una organización independiente, requiere del apoyo de la población para su puesta en marcha, por lo que se reciben toda clase de donaciones en especie.

Blanco asegura que en las normas de la Secretaría de Salud no se tiene contemplado la casa de partos sino las casas de salud rural, por lo que “vamos a funcionar así pero en la ciudad; con la ventaja de tener a un hospital a tres minutos si se llegara a necesitar”.

Por su lado, Cristina Alonso asevera que el parto en casa no está sancionado, “al contrario, está permitido y existe. Siempre la partera ha atendido partos en su casa o en la casa de la señora. Cuando se habla de casa de partos, es “la casa de la partera”. No estamos infringiendo la ley”

EL PARTO COMO UN ACTO POLÍTICO

Para Alonso, quien fundó en San Cristóbal de Las Casas la primera casa de partos en el país, la apertura de la casa de Comitán “significa un cambio social muy profundo, significa que Chiapas está siendo un estado innovador para humanizar el parto”.

Al mismo tiempo recuerda que en Chiapas “ha habido un movimiento muy fuerte en torno a los derechos sexuales, pero los reproductivos fuera de la cuestión del aborto no se ha contemplado. No se ha planteado entonces si la mujer no aborta qué pasa. Se considera que parir en un hospital donde se atiende 80 partos al día con prácticas que no funcionan, es un derecho que tienen las mujeres”.

Al mismo tiempo, apunta que los hospitales públicos de Chiapas no respetan las recomendaciones de la OMS en torno a la atención del parto,”prueba de eso es que las mujeres salen traumadas de esa experiencia. No se considera al bebé como persona participativa sino como un producto y se trata como tal”.

Durante los tres años de experiencia en Luna Maya, la partera comenta que las mujeres que han parido ahí han corrido la voz. “Ellas salen diciendo: mi parto fue maravilloso, fue transformador. Porque el parto no tiene por qué ser sufrido ni violento”.

“Manejamos una población muy diversa: desnutridas, indígenas, consideradas de alto riesgo por su edad, etc. a pesar de eso, nuestras tasas de hemorragias es muy baja, de cesáreas es sumamente baja, el hecho de que el equipo de Comitán se haya animado a abrir una casa significa que hay mujeres que están demandando este tipo de servicio”.

Cristina Alonso, partera profesional y de las pocas expertas en el tema de parto humanizado, reflexiona y comenta: “El parto es político porque tiene que ver con el cuerpo y las decisiones de la mujer y los gobiernos llevan controlando esto desde siempre. El parto es un espacio más de control gubernamental, de control masculino sobre la mujer”.

Y finaliza “que en Chiapas haya dos casas de partos, mientras que en el resto del país todavía lo están pensando, es innovador, es prueba de que éste es un estado revolucionario”.

08/VVS/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más