Inicio Actitud consciente, fundamental para mejorar movilidad

Actitud consciente, fundamental para mejorar movilidad

Por Carolina Velásquez

La entrega pasada la dedicamos a Feldenkrais, un método que a partir de la exploración y el autoaprendizaje –basado en conceptos de psicomotrocidad, biomecánica, neurofisiología, neurolingüística y psicología evolutiva– propone desarrollar un proceso corporal de conciencia a través del movimiento.

En esta ocasión, describo un ejercicio propuesto por Christina Barthel (Método Feldenkrais. Conciencia y Movimiento, 2004) que te permitirá explorar tu “yo soy corporal” a partir de esta propuesta.

Debes seguir los pasos uno a uno, sin prisa, centrando la atención en lo que va sucediéndote (actitud consciente). Observa, sólo observa qué te pasa.

• Siéntate con la espalda erguida y gira la cabeza hacia un lado ¿Lo hiciste rápido? ¿Detuviste el aire al hacer el movimiento? ¿Inhalaste al girar? ¿Llevaste tus ojos en la misma dirección del movimiento? Luego de responder a estas preguntas repite el movimiento ¿Qué pasó ahora? ¿Lo modificaste? ¿En qué?

• Gira primero la cabeza dejando la mirada hacia el frente y luego hazlo junto con la mirada. Registra la diferencia ¿Notaste si puedes girar la cabeza más lejos cuando giras la cabeza y los ojos?

• Repite el giro por cinco ocasiones, inhalando y llevando los ojos junto con el movimiento. Trata de guiar con los ojos el giro y observa hasta donde pueden mirar al voltear. Define un punto de referencia para tu mirada hacia atrás ¿El punto queda fijo o cambia?

• Ahora, voltea exhalando cinco veces ¿Qué pasa con el punto de referencia? ¿Cambió su posición?

• Si no cambió el punto de referencia, hazlo otra vez –o veces— lento y suavemente con los hombros relajados.

• Cambia al otro lado, has los mismos movimientos.

• Es muy probable que notes el cambio del punto de referencia más hacia un lado que hacia el otro.

Este ejercicio puede ayudarte a observar cómo la mirada y la respiración modifican la movilidad del cuerpo y la calidad del movimiento: rápido con músculos tensos, o lento con músculos relajados. Barthel dice al respecto, “para mejorar y optimizar nuestra movilidad, además de evitar lesiones u otras deficiencias en el organismo, es preciso realizar los movimientos conscientemente.
[email protected]
*Periodista mexicana

06/CV/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content