Inicio Activistas irrumpen Conferencia sobre Sida en Bangkok

Activistas irrumpen Conferencia sobre Sida en Bangkok

Por la Redacción

La XV Conferencia Internacional sobre Sida, que se celebra en Bangkok, Tailandia, se vio perturbada por grupos de militantes de lucha contra el sida que se manifestaron contra las grandes potencias económicas y los laboratorios farmacéuticos, a los que acusan de impedir a los pobres el acceso a los tratamientos.

El viceministro francés de cooperación, Xavier Darcos, se disponía a leer un discurso en nombre del presidente de su país, Jacques Chirac, cuando una docena de manifestantes se levantaron y desplegaron frente al estrado una pancarta que decía: “El G-8 debe pagar”, mientras pedían más fondos para luchar contra la pandemia.

Ayer este mismo grupo, liderado por la asociación francesa Act-Up, habían manchado con pintura roja retratos de los dirigentes de los países más industrializados, según el Portal, Asociación Española de Pediatría.

Al cabo de 10 minutos, el viceministro leyó el mensaje en el que Chirac llamaba a “asegurar la financiación del Fondo Mundial” y pedía un aumento “de sus recursos hasta los tres mil millones de dólares anuales repartiendo este esfuerzo entre Europa, Estados Unidos y el conjunto de los otros donantes”. El Fondo tiene unos 900 millones de dólares y es la mayor iniciativa multilateral de colecta de financiación para la lucha contra el Sida.

Hank McKinnell, presidente del laboratorio estadounidense Pfizer, uno de los grandes grupos que se encuentran en el centro de la polémica sobre los antirretrovirales y las patentes, también fue interrumpido por manifestantes que posteriormente tuvieron que hacer frente a contramanifestantes.

Medio centenar de militantes de Act-up y otras asociaciones desfilaron por el centro de convenciones con bolsas negras que simbolizaban a los millones de muertos provocados, según ellos, por la insistencia de los poderosos laboratorios en proteger sus patentes.

“Liberen a la gente, rompan las patentes”, corearon los manifestantes antes de encontrarse con una veintena de estadounidenses que gritaban: “El socialismo mata, el capitalismo cura”.

El presidente de la farmacéutica también pudo reanudar su discurso y reconoció que el tema de los tratamientos “tiene una fuerte carga emocional”. Entiendo la cólera, añadió. “Hemos sido lentos a la hora de ofrecer soluciones realistas”, admitió antes de agregar, sin embargo, que los laboratorios están en la vanguardia de la investigación.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content