Inicio Acusa académica despido injustificado en universidad de Oaxaca

Acusa académica despido injustificado en universidad de Oaxaca

Por Rafael Maya

A la larga lista de denuncias de acoso laboral, hostigamiento sexual e incluso presuntos actos de corrupción cometidos por autoridades del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (Suneo), se suma el despido injustificado de personal docente altamente calificado, acusaron ex académicas de esa instancia educativa.

La doctora en Ciencias Sociales en el área de Estudios Rurales por el Colegio de Michoacán (Colmich), Guadalupe Ortiz Gómez, dijo a Cimacnoticias que autoridades de la Universidad de la Sierra Sur (Unsis) ?perteneciente al Suneo y ubicada en el municipio de Miahuatlán? violentaron sus derechos laborales al negarle de manera irregular la plaza definitiva como profesora investigadora de tiempo completo en la institución.

Ortiz Gómez proporcionó copia del oficio con fecha 19 de septiembre de 2011 en el que el secretario del Consejo Académico de la Unsis, Erick Alexis Ochoa Valencia, le informa que “no aprobó” la evaluación académica correspondiente para obtener la plaza definitiva.

Un día después, la docente interpuso un recurso de revisión de su examen por considerar que hubo “irregularidades” y “falta de transparencia” en el proceso de calificación por parte del comité evaluador. El recurso fue enviado a Modesto Seara Vázquez, presidente del Consejo Académico de la Unsis y rector del Suneo.

Guadalupe Ortiz, quien fue becaria del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y realizó diversas investigaciones en el extranjero, explicó que el jurado que la evaluó estaba conformado “en dos terceras partes” por administradoras y no por docentes de sociología, tal y como correspondía al ser calificada para impartir el curso de “Análisis sociológico”.

Otra “anomalía”, abundó la académica, es que en su evaluación pudo haber “represalias” por parte de la jefa de carrera, Elsa Apolonia Mendoza Cortés, de quien ?narró? recibió un trato “hostil” durante su desempeño como docente.

Igualmente, Ortiz Gómez acusó que pudo haber una evaluación negativa de su examen por parte del secretario del Consejo Académico, Erick Alexis Ochoa, con quien se negó a continuar una “relación personal” iniciada con anterioridad.

“Tengo mucha seguridad en mi formación académica, ya que obtuve mis grados en instituciones sólidas y de prestigio reconocido. No tengo ninguna objeción en que se me someta nuevamente a prueba. Me considero sumamente capaz de ejercer la investigación y la docencia debido a que me apasiona mi trabajo y por ello siempre lo hago lo mejor posible”, escribió la licenciada en Sociología por la Universidad de Guadalajara en el oficio dirigido a Modesto Seara.

La también maestra en Ciencias Sociales denunció que tras la notificación de que “no era apta” para obtener la plaza definitiva como profesora investigadora titular “A”, recibió maltratos por parte de las autoridades universitarias, quienes le ordenaron desocupar su cubículo y pasar por su finiquito, a lo que ella se negó en tanto no concluyera el recurso de revisión.

Guadalupe Ortiz contó que acudió ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, para acusar “violaciones” a sus garantías individuales y posibles faltas de las autoridades de la Unsis a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Oaxaca.

HISTORIA DE ATROCIDADES

No es la primera vez que universidades integrantes del Suneo son denunciadas por su personal académico y administrativo. Según reportes periodísticos, en 2007 el vicerrector de la Unsis, Alfonso Acosta Romero, fue detenido como presunto responsable del delito de acoso y abuso sexual en agravio de una de sus compañeras de trabajo.

En 2011, trabajadores de la Universidad del Istmo (Unistmo) denunciaron en correos electrónicos presunto acoso sexual del vicerrector César Fortunato Castillo Cruz contra secretarias de la institución. Ese mismo año, tres trabajadores de la Unistmo iniciaron una huelga de hambre luego de que fueron despedidos por intentar formar un sindicato.

En otro caso, también de 2011, profesoras de la Universidad de la Sierra Juárez (Unsij) acusaron a las autoridades de la institución de “nepotismo” y de violar sus garantías laborales. Las docentes dijeron que fueron despedidas por solicitar al gobierno del estado que investigara la gestión académica, financiera y administrativa de la institución.

12/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content