Inicio Adquirir fuerza, principal ventaja de los ejercicios con pesas

Adquirir fuerza, principal ventaja de los ejercicios con pesas

Por Carolina Velásquez

Si observas que tu “yo soy corporal” necesita adquirir fuerza, los aparatos con pesas son quizá tu opción. Los puedes encontrar en casi todos los ámbitos urbanos cerca de tu casa, escuela o trabajo. Sólo requieres del dinero para la cuota de un club o gimnasio para tener acceso a los aparatos, ropa cómoda de entrenamiento deportivo y darte el tiempo para hacerlo.

En general, no es recomendable practicar con frecuencia o en sesiones largas ejercicios con aparatos. Lo ideal es hacerlo tres veces a la semana por espacio de media hora. Más tiempo puede resultar contraproducente, pues fatiga los músculos, recomiendan los expertos (Alix Kirsta, Superar el estrés. Cómo relajarse y vivir positivamente, 1986).

¿COMO FUNCIONAN?

Los aparatos aguantan las pesas y la persona trabaja sobre las partes móviles. Hay para casi todos los músculos. Selecciona la máquina y la rutina adecuada para ti dependiendo de qué parte de tu “yo soy corporal” quieres trabajar. ¡Cuidado con las lesiones! Para evitarlas es importante tener cerca la orientación de un instructor especializado, consultar con él cómo funciona cada máquina y, antes de empezar, realizar algunos ejercicios de calentamiento.

Es una práctica adecuada para aquellas personas que desean resultados visibles y rápidos: desarrollar glúteos, bíceps, muslos y pantorrillas. Se realiza en un lugar cerrado y es una práctica individual.

Para Kirsta, los beneficios de los aparatos con pesas son varios: mejoran la flexibilidad, siempre y cuando se utilicen correctamente, extendiendo los músculos completamente antes de moverlos, y ayudan a adquirir fuerza. No sucede así en relación con la resistencia cardiovascular, que es mínima; si quieres mejorarla busca otras alternativas: practica carreras, ejercicios aeróbicos, bicicleta o natación.

Además de prevenir lesiones, otra cosa a considerar es la disciplina: si no eres constante, tus músculos lo resentirán; pueden debilitarse y quedar aún más flácidos que al principio.

¿Has trabajado tu “yo soy corporal” en aparatos con pesas? ¿Cuál fue tu experiencia? ¿Lo combinaste con algún otro tipo de ejercicio? Anota tus observaciones en tu Diario del Cuerpo.

[email protected]

*Periodista mexicana con especialidad en terapia Gestalt.

06/CV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content