Inicio Adultas mayores critican que se les encasille en tareas de cuidado

Adultas mayores critican que se les encasille en tareas de cuidado

Mujeres integrantes de la agrupación “Abuelos trabajando”, con sede en esta capital del estado de Sonora, manifestaron que es necesaria la equidad de género para estar en condiciones similares que sus compañeros varones, pues socialmente ellas son confinadas a cuidar a sus nietas y nietos sin recibir alguna remuneración.
 
Soledad Flores explicó que es necesaria más igualdad y equidad, pues si a los 35 años de edad se complica encontrar empleo, es mucho más difícil para quienes rebasan los 65 años.
 
“Y luego los hijos nos hacen que cuidemos a los nietos y no nos pagan”, reclamó. Expuso que ellas están de acuerdo en cuidarlos en las casas de sus hijas e hijos, y así evitarían que los llevaran a las guarderías y estarían más seguros.
 
Flores, al igual que decenas de mujeres y hombres de la tercera edad, acude a tomar clases de computación, inglés y preparatoria abierta, lo que las pone a la altura de una trabajadora o trabajador calificado para algún puesto en oficina o un empleo a distancia a través de internet.
 
Con 65 años de edad, Soledad consideró que hoy en día contar con conocimientos de computación e inglés las coloca en el mercado laboral, pero que su edad es un factor de discriminación, mientras que la desigualdad de género confina a las mujeres al cuidado gratuito de las y los nietos.
 
Por ahora, esta mujer participa en forma voluntaria en algunas actividades de la organización “Abuelos trabajando”, misma que les brinda los cursos de capacitación para estimular una vejez activa y productiva.
 
La abuela inquieta por estudiar y trabajar cuenta que hace muchos años fue empleada de la empresa Mexicana del Cobre, en la ciudad de Nacozari, ubicada al noreste del estado, pero no logró alcanzar la cotización suficiente para su jubilación.
 
En esta nueva etapa, Soledad narró que durante cuatro años se desempeñó en el proyecto “Abuelos guardianes escolares”, cuyo objetivo era vigilar las escuelas locales, cuidando su entorno y al alumnado.
 
El tiempo que duró el programa “fue fabuloso, no había bullying (acoso escolar), no había malandros”, recordó. El gobierno de Sonora les pagaba mil 500 pesos al mes por su trabajo.
 
Al igual que sus aproximadamente mil compañeras en “Abuelos trabajando”, Soledad exigió igualdad para quienes cuentan con más de 65 años de edad, y equidad de género para no ser encasilladas en el cuidado gratuito de niñas y niños de la familia.
 
14/SNE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más