Inicio Advierte defensora del avance de la derecha con Bush

Advierte defensora del avance de la derecha con Bush

Por la Redacción


Françoise Girard, abogada defensora de los derechos humanos y activista de la Coalición Internacional por la Salud de las Mujeres, señaló que aún cuando George W. Bush, no es tan poderoso como para incidir en todo el mundo, “es claro que las fuerzas de la derecha, trabajan codo con codo con él y la situación podría empeorar.

Girard, se refirió al presidente norteamericano que hoy inició un segundo periodo, tras el proceso electoral en noviembre de 2004 donde fue reelecto, y aseguró que la jerarquía católica continúa cerca de la Casa Blanca y es muy activa en otros países, entre ellos Brasil.

La activista añadió que en algunos de los países, los grupos de derecha –financiados por EU-, como el Comité del Derecho a la Vida, un grupo antiaborto, se han hecho cada vez más presentes en los últimos 10 años en América Latina.

En una entrevista, difundida por el portal Lo Mínimo, Girard examina “con rayos X” las políticas nacionales e internacionales de Estados Unidos sobre sexualidad, denunciando una “nueva guerra” de Bush contra las conquistas de las mujeres.

Calificó a Bush como un presidente bastante próximo a la derecha, pero además –advirtió- las dos cámaras del Congreso están controladas por los republicanos y una vez que ellos se apoderen del Senado y puedan elegir a más jueces republicanos, la situación empeorará.

Con relación al éxito que ha tenido Brasil con los medicamentos génericos contra el VIH/Sida y la posibilidad de que este mercado se vea amenazado por Bush, la activista observa que hace dos años, su gobierno aprobó una ley en el Congreso para implementar el Plan de Emergencia de presidencia para VIH/Sida con la intención es gastar 15 mil millones de dólares en cinco años en países de América Latina y de África, pero Brasil no estaba incluido.

La idea es promover la abstinencia sexual hasta el matrimonio y que los medicamentos utilizados sean producidos por las farmacéuticas de marca.

Estados Unidos fue el país que luchó contra Brasil en el tema de los genéricos para el VIH hasta hace tres años atrás. Ya no lo hace, pero la filosofía pro-corporativista está aún muy viva, más aún, la persona del gobierno Bush para encabezar los esfuerzos contra el VIH/Sida en el mundo es un oficial ejecutivo de un laboratorio, uno de los grandes de la industria farmacéutica.

En lo que concierne a su país, Francoise Girard sostuvo que Canadá es bastante independiente de Estados Unidos y en temas como el aborto ni siquiera hay polémica. No es regulado, pero tampoco penalizado.

Girard sostuvo que existe un componente patriarcal en casi todas las religiones, pero la mayoría de las principales tienen esa característica. Por ejemplo, el ala conservadora estadounidense quiere ver a las mujeres como madres y esposas, dependientes económicamente del marido. El gobierno Bush promueve esa idea.

Asimismo, pretende que las mujeres no recurran al seguro de desempleo como una forma de decirles “Cásense y dejen que sus maridos las mantenga, a ustedes y a sus hijos”, visión que viene del catolicismo, de los protestantes evangélicos y de otras religiones.

En Estados Unidos, se ha hablado mucho sobre las mujeres islámicas, pero no hemos prestado la debida atención al fundamentalismo dentro de nuestro propio país. “El fundamentalismo que nos perjudicará a todos nosotros, mujeres, hombres y niños”, concluye.

Radicada desde hace una década en Nueva York, advierte en la entrevista con la periodista Tania Menai, que tanto la derecha estadounidense como la iglesia católica “quieren controlar y vigilar, que las personas vuelvan a un camino que probablemente nunca existió, donde las únicas relaciones sexuales que supuestamente existían sucedían dentro de matrimonios heterosexuales.”

La canadiense considera que la sexualidad femenina y la reproducción humana son las cuestiones más difíciles de abordar en el escenario de la política internacional. “Este asunto es siempre marginado”.

“Tratar con cuidado la manera cómo vivimos, cómo nos reproducimos, cómo planificamos nuestras familias o cómo evitamos la violencia contra las mujeres debería ser un asunto prioritario en cualquier agenda política. Eso no es un lujo”, advierte.

En cuanto al tema del aborto, Girard comenta que los conservadores asocian el aborto a un sexo libre, al sexo que puede ocurrir fuera del matrimonio y resulta en embarazos indeseados, aunado a ello se oponen a todas las formas de anticoncepción modernas, simplemente porque eso abre la posibilidad de tener sexo por placer y no para la reproducción.

Obviamente, los conservadores también están contra el matrimonio entre homosexuales y rechazan además cualquier tipo de investigación sobre sexualidad, especialmente sobre diversidad sexual y vemos que un mismo grupo de personas y organizaciones está detrás de estas iniciativas.

La batalla de los conservadores contra el aborto en Estados Unidos está conectada a todas las otras batallas, la de la anticoncepción, la de los servicios de salud sexual para adolescentes y la del matrimonio entre homosexuales, puntualiza.

2005/SM/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content