Inicio Afecta la violencia el desempeño laboral de las mujeres

Afecta la violencia el desempeño laboral de las mujeres

Por Andrea González

Cuando se habla de mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas, la primera imagen que surge sobre ellas es la de mujeres con pocos estudios, estrato económico bajo y que dependen económicamente de su marido.

Sin embargo, un estudio realizado por investigadoras del Centro de Desarrollo de la Mujer (Domos), echa abajo esta imagen, pues revela que el maltrato afecta a mujeres trabajadoras, muchas de ellas con estudios superiores completos, que reciben un sueldo mes a mes, pero que igualmente sostienen el peso de ser agredidas periódicamente por sus parejas.

“Descubrimos, por ejemplo, que no hay un perfil único de la mujer golpeada y que el producto de su desempeño laboral no se ve dañado por la violencia doméstica. Por el contrario, ellas operan con elevados estándares de autoexigencia en las funciones y responsabilidades asumidas en sus trabajos y faltan muy poco a sus puestos”, explica la socióloga Tatiana Hernández, coordinadora de la investigación.

El costo que pagan estas mujeres incluye la energía que invierten en lograr un buen desempeño laboral, pese a estar experimentando violencia. “Ellas trabajan con esa angustia, preocupadas, tristes, lo que paradójicamente coexiste con una sensación de bienestar asociada al espacio laboral, ya que ahí sí son reconocidas y lo perciben como un espacio de libertad”, dice la experta.

De acuerdo con la psicóloga Ivonne Fernández, de Domos, las estrategias que ellas despliegan para “funcionar en el trabajo” van en desmedro de su salud física y mental: “Son prácticamente dos mujeres, la que es agredida y descalificada por su pareja, que sufre insomnio, depresión y angustia, y la que sale de su casa y en su oficina es una exitosa profesional”.

Esto implica ocultar, a toda costa, cualquier rasgo que delate lo que están viviendo, sobre todo las mujeres que tienen altos cargos, para lo cual incluso recurren a pastillas y ansiolíticos.

“Sienten vergüenza por lo que les pasa. Por eso están dispuestas a crear en torno a ellas un mundo ideal, donde no hay cabida para el fracaso matrimonial, ser una mujer divorciada y menos tener un hombre que las agreda”, dice la psicóloga. Socialmente es inaceptable que una mujer con estas características sea víctima de maltrato, agrega.

Descalificación y violencia

Prácticamente la totalidad de las trabajadoras entrevistadas han vivido y/o están viviendo violencia psicológica y muchas de ellas reciben también maltrato físico. Ambos minan, lenta y progresivamente, su autoestima.

“Con el tiempo me fui dando cuenta de que, para él, yo no tenía nada bueno (…) después de tanta descalificación te vas convenciendo de lo que te dice… llegas a la oficina pensando que no sirves, que te ganaste el título en una rifa”, cuenta una mujer profesional entrevistada para el citado estudio.

Otro mito es que la violencia termina con la separación. Sin embargo, las entrevistadas reportaron que las parejas continuaban hostigándolas por una largo tiempo a través de otras fórmulas, como quitarles el apoyo financiero o increpándolas en lugares públicos, aun después de romper el vínculo.

Donde más impacta el hecho de ser víctima de violencia familiar es, según la investigación, en el campo laboral: las mujeres que viven el problema prefieren no ser promovidas en el trabajo, no participan en reuniones con sus compañeros y dejan sus empleos –aunque esto signifique comenzar de nuevo– bajo la presión de sus cónyuges.

En ello influye que, muchas veces, son hostigadas por sus parejas si llegan tarde a casa, si ganan más dinero que ellos e, incluso, son violentadas en sus propios lugares de trabajo: “Tenía que quedar en buena con él, porque si no, no me dejaba ir al trabajo”, cuenta una mujer en el informe de Domos.

“En ese sentido, la violencia doméstica impacta la trayectoria laboral de las víctimas, ya que no pueden ascender o aspirar a sueldos más altos”, dice la socióloga Tatiana Hernández.

AG/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content