Inicio Afecta sólo a las mujeres el síndrome de Turner

Afecta sólo a las mujeres el síndrome de Turner

Por la Redacción

El síndrome de Turner, enfermedad genética que sólo se presenta en la mujer, causa múltiples trastornos, el más frecuente, en el 99 por ciento de los casos, es la talla baja, además de provocar infertilidad por la carencia de ovarios.

La titular de la Clínica de Crecimiento del Hospital General del Centro Médico Nacional “La Raza” del IMSS, Patricia Montero González, advirtió que este síndrome no se puede prevenir y es considerado como un “error al momento de la concepción”.

Sin embargo, un diagnóstico temprano, mediante la revisión pediátrica periódica del estado de salud de la pequeña es importante, así como un tratamiento oportuno alrededor de los cuatro años de edad, con el suministro de la hormona de crecimiento podría ayudar a incrementar la estatura, que por lo general es de 1.36 centímetros en la edad adulta.

En un comunicado, la especialista señala que, además, no se forman los ovarios (posee genitales y mamas muy pequeños y vello púbico disperso), por lo cual no produce óvulos ni hay menstruación y es infertil. También puede tener repercusiones cardiacas y renales.

En general, presentan características físicas que pueden dar indicio de que la presencia de este síndrome: cuello más ancho y corto, párpados caídos y ojos rasgados y resecos, tórax plano, brazos que por una deformidad del codo se muestran con una rotación hacia fuera, pie plano y escoliosis (columna vertebral curvada).

Al inicio de la adolescencia (a los 12 años), complementar con una terapia con estrógenos para estimular el desarrollo de las mamas, del vello púbico y de las otras características sexuales. Todo este control médico cuidadoso podría contribuir a que la afectada por el síndrome de Turner mejore su calidad de vida, la cual dependerá del grado de afectación genético.

Explicó que el síndrome de Turner es una afección genética, cuya frecuencia es de uno por cada dos mil 500 nacidas. Ocurre cuando a las células de una mujer, les falta un cromosoma X o parte de éste de los dos que debe tener.

Su diagnóstico puede hacerse antes del nacimiento mediante la realización de un cariotipo (análisis de los cromosomas) como parte de un examen prenatal; al momento de nacer, debido a que la mayoría de ellas presentan hinchazón de pies y manos (para confirmarlo habría que hacer estudios celulares). También cuando son niñas si su talla es mucho menor a la del promedio.

Sin embargo, añadió, lo que comúnmente ocurre es que este tipo de padecimiento se identifica hasta la etapa en la que la joven debe iniciar el desarrollo de sus caracteres sexuales y como la familia se percata que no es así, entonces buscan atención médica.

La doctora Montero González, citó entre sus complicaciones el desarrollo de una tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto, la cual genera un hipotiroidismo, que es la disminución de la función de esta glándula de secreción interna que regula el organismo.

Asimismo, puntualizó, suelen tener defectos cardíacos, anomalías renales, presión sanguínea alta, obesidad, diabetes, cataratas y artritis, entre otras. Las infecciones del oído medio son comunes si existen anomalías en la trompa de Eustaquio.

2005/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content