Inicio Afronta Wal Mart demanda histórica por discriminación

Afronta Wal Mart demanda histórica por discriminación

Por la Redacción

Las empleadas de Wal Mart están en pie de guerra contra esta cadena estadounidense de grandes almacenes, la mayor del mundo. Con el respaldo del juez federal Martin Jenkins, han planteado contra esta compañía una demanda colectiva en representación de 1.6 millones de mujeres que trabajan o han trabajado en sus tiendas, por la grave discriminación que supone cobrar menos sueldo y tener menos acceso a los ascensos que los hombres.

“Este caso es histórico y deja pequeño a cualquier otro de discriminación laboral” en Estados Unidos, subrayó el juez Jenkins, que autorizó el martes en San Francisco el proceso de la demanda colectiva. La querella inicial fue presentada en el 2001 por seis las empleadas de Wal Mart que demandaron a la empresa, donde un 65 por ciento de los trabajadores son mujeres, mientras sólo un 33 por ciento de los directivos lo son, de acuerdo con e/leusis, la ciudad de las mujeres en la red, agencia que difundió esta información.

Al conocer la demanda, un verdadero aluvión de empleadas de las 3 mil 586 tiendas de Wal Mart repartidas por todo Estados unidos se sumaron a ella, hinchando sus filas hasta convertirla en la mayor de la historia. Con ello pueden forzar a la empresa a equiparar el trato que da a dos tercios de su plantilla, sus 700 mil empleadas actuales, con el más favorable que ofrece a sus empleados varones.

Una de ellas, Stephanie Odle, directora adjunta de una tienda de Wal Mart en Riverside (California), explicó a The New York Times su desmayo al enterarse de los 60 mil dólares anuales que ganaba un compañero con el mismo cargo que ella en la tienda, 23 mil dólares más que su sueldo. “Cuando se lo dije al jefe de distrito, me contestó: Stephanie, ese hombre tiene una familia y dos hijos que mantener, y yo le respondí que soy madre soltera con un bebé de seis meses a mi cargo”, declaró indignada.

La gigantesca demanda contra Wal Mart incluye a todas sus empleadas desde diciembre de 1998, que no sólo pueden pedir compensación por la discriminación sufrida, sino también el pago de una multa para castigar a la empresa por su trato a las empleadas. Por ello, las acciones de Wal Mart sufrieron un escalofrío en Wall Street al conocerse la autorización de la demanda colectiva, y ayer perdían un 1.6 por ciento de su valor.

Aún no se ha fijado fecha para el juicio pero Wal Mart sufre ya sus efectos, por el daño hecho a la imagen de la poderosísima empresa, que ha empleado su posición para forzar a los fabricantes a bajar los precios y poder ofrecer así artículos muy competitivos en sus tiendas. Lo que más temen sus directivos es que el conocimiento de la discriminación a las empleadas irrite a las millones de compradoras que llenan sus tiendas.

04/GMT/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más