Inicio AI denuncia torturas contra 18 mujeres en Egipto

AI denuncia torturas contra 18 mujeres en Egipto

Por la Redacción

Amnistía Internacional (AI) exigió al gobierno de Egipto que castigue a los responsables de torturar y realizar “pruebas de virginidad” a 18 mujeres que fueron detenidas en la plaza Tahrir, en El Cairo, el pasado 9 de marzo.

En un comunicado de prensa, AI refirió que durante la operación del Ejército egipcio para expulsar a los manifestantes de la plaza al menos 18 mujeres fueron puestas bajo custodia militar.

De acuerdo con testimonios de las mujeres retenidas, ellas fueron llevadas inicialmente a un anexo del Museo de El Cairo, donde las esposaron, las golpearon con palos y mangueras, les aplicaron descargas eléctricas y fueron sometidas a registros corporales sin ropa, siendo fotografiadas por soldados.

Luego fueron obligadas a “pruebas de virginidad” bajo la amenaza de que las que no fueran vírgenes serían acusadas de prostitución.

“Obligar a las mujeres a someterse a ‘pruebas de virginidad’ es absolutamente inaceptable. Su finalidad es degradar a las mujeres por el hecho de serlo”, y es una forma de tortura cuando se realiza por la fuerza o bajo coacción, manifestó AI.

Incluso, advirtió la organización humanitaria, “las mujeres y las niñas deben poder expresar sus opiniones sobre el futuro de Egipto y manifestarse contra el gobierno sin ser detenidas, torturadas o sometidas a un trato profundamente degradante y discriminatorio”.

La periodista Rasha Azeb, quien fue una de las detenidas en la plaza, manifestó a AI que ella fue esposada, golpeada e insultada y que fue testigo de cómo torturaban a otras detenidas con descargas eléctricas en el museo.

Azeb quedó en libertad varias horas después, junto con otros cuatro hombres que también eran periodistas, pero las otras 17 mujeres fueron trasladadas a la prisión militar de Heikstep.

Las 17 mujeres comparecieron ante un tribunal militar el 11 de marzo y quedaron en libertad dos días después. Varias de ellas fueron condenadas a penas condicionales de un año de prisión.

AI demandó al gobierno egipcio a que respete y no castigue a las mujeres que participen en los movimientos de cambio de su país, y a las que denuncien abusos sean protegidas para que no sufran represalias.

Asimismo pidió que a los responsables de actos de tortura, malos tratos y de “pruebas de virginidad” comparezcan ante las autoridades competentes para que no exista impunidad en los casos.

Por último, AI se opuso a que se juzgue a civiles en tribunales militares egipcios, ya que –explicó– estos realizan juicios injustos, que restringen severamente el derecho de apelación.

11/GM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más