Inicio » AL y Caribe regresan al Medioevo con la bandera de la izquierda

AL y Caribe regresan al Medioevo con la bandera de la izquierda

Por Juana María Nava Castillo

“Nos tienen miedo, porque no tenemos miedo”, sentenciaba la música del video con el que dio inicio la discusión del panel sobre los claroscuros de la participación política feminista en la región, en el cual se propuso la creación de un proyecto colectivo que articule los movimientos y las luchas feministas de los países latinoamericanos y caribeños.

En el marco del XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se realiza en la Ciudad de México con la participación de mil 600 mujeres del área, fue Sofía Montenegro, activista nicaragüense, pieza medular de las luchas por la libertad y la autonomía de las mujeres en ese país, quien consideró que es necesario construir mesas políticas regionales para construir agendas y hacer una revolución política que vertebre los movimientos de las mujeres desde el norte hasta La Patagonia.

Uno de los problemas de las feministas, dijo, es que no tenemos estructura, “es como ir a una guerra sin un tiro en la mochila”, y cuestionó el hecho de que las mujeres “les estamos haciendo el trabajo al Estado, somos la Teresa de Calcuta de los gobiernos neoliberales”.

Hay que redefinir cuál es nuestra identidad, hacer una reflexión histórica y salir de las sociedades donde somos pre ciudadanas para ser ciudadanas, seres pensantes que disciernen y actúan en consecuencia, apuntó.

Sofía Montenegro, directora del Centro de Investigaciones de la Comunicación, con sede en Managua, se cuestionó además si estamos posicionadas con el tema de la democracia, a lo que dijo, sólo tenemos atisbos, de lo que llamó una “democracia subordinada”, mientras no tengamos un estado de derecho e instituciones que funcionen de manera incluyente.

AL MEDIOEVO CON LA BANDERA DE IZQUIERDA

Hay en América Latina un proceso acelerado de desigualdad, los derechos que creíamos conquistados ahora sólo existen para quienes pueden pagar, y ante esta frágil permanencia de derechos sólo queda seguir luchando, dijo.

También consideró fundamental hacer un balance histórico de los últimos 30 años de la política en los países de la región, especialmente ahora que en América Latina se difunde que está regresando la izquierda.

Eso hay que analizarlo, señaló, pues no hay una posición clara de la izquierda sobre el asunto de la democracia, que es más bien reduccionista y productivista, atravesada por un dogmatismo de verdades absolutas que dificulta el diálogo, con una estructura mental del mercado, en donde se impone “la teología del miedo”.

¿Qué vamos a hacer las mujeres?, pregunta Montenegro, y a la vez responde que se está regresando al Medioevo con la bandera de la izquierda, borrando de un tajo la historia que, en el caso de Nicaragua, cobró la vida de 100 mil personas en la lucha por la libertad.

En Nicaragua sólo nos queda la presión y la pelea porque se va a la regresión, y esto puede traer consigo un nuevo ciclo violento y posiblemente una guerra civil, concluyó.

09/JMNC/LAG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más