Inicio ALDF no considera el abuso sexual en transporte como delito grave

ALDF no considera el abuso sexual en transporte como delito grave

Por Sandra Torres Pastrana

La reducción de la agravante que tipifica como delito grave el abuso sexual cometido en el transporte público, aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) el pasado 11 de agosto, constituye un acto de “violencia institucional” que contraviene la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Distrito Federal y los convenios internacionales firmados por México.

Así lo manifestó ayer la diputada Marisela Contreras Julián, presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, en conferencia de prensa convocada para tratar el tema del dictamen presentado el pasado 7 de agosto y aprobado “de manera irregular”, en tiempo record, el día 11 de este mes, con lo cual se reformaron los artículos 177 y 178 fracción V del Código Penal del DF.

Durante la conferencia, a la que asistieron las directoras del Instituto de las Mujeres del DF, Martha Lucía Micher, la directora de Equidad y Diversidad Social, Martha Patricia Patiño, y Ariadna Montiel, de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), así como representantes de diversas organizaciones sociales, se advirtió también que reducir la gravedad del abuso sexual en el transporte público contradice la política del Gobierno local para lograr la equidad de género.

Las reformas en materia de abuso sexual son, dijo Contreras Julián, a todas luces contrarias a las políticas de Gobierno de esta ciudad, a la legislación a nivel nacional y, sobre todo, contrarias a los logros que se han conseguido en materia de derechos de las mujeres.

Su aprobación asombra, pues la ALDF se ha caracterizado por la aprobación de diversos ordenamientos que avanzan en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, lo que la ha puesto a la vanguardia jurídica del país, afirmó Contreras Julián. Y estos ordenamientos se han traducido en acciones concretas que protegen la dignidad e integridad de las miles de mujeres que visitan, transitan y habitamos esta ciudad.

La diputada Contreras Julián, mencionó y declaró su apoyo a las acciones para erradicar el abuso sexual en el transporte público con programas como Viajemos Seguras en el Metro y Atenea en la Red de Transporte Público, en los cuales se instalan módulos para la denuncia de estos delitos, en las estaciones del Metro y se disponen de vagones y camiones exclusivos para mujeres.

Estas medidas se han tomado porque en la Ciudad de México, donde la mitad de la población está constituida por mujeres, ocupa el primer lugar en violencia comunitaria, principalmente en espacios públicos, calles, transporte público y fiestas.

En los últimos años, la incidencia de los delitos en el Sistema de Transporte Público ha aumentado, de acuerdo con los reportes de averiguaciones previas presentadas del 23 de noviembre de 2007 al 4 de enero de 2008 ante la Procuraduría General de Justicia del DF por el delito de violación.

De 127 averiguaciones previas por el delito de violación, 56 corresponden a violaciones en el ámbito comunitario, calle, lugares públicos, espacios de convivencia y transporte público.

Y en cuanto a violaciones cometidas por conductores de taxi, en complicidad con otros sujetos, son 12 los casos y las victimas fueron mujeres 16 a 32 años de edad, con mayor prevalencia entre los 27 y los 32 años.

En el Sistema de Transporte Colectivo Metro, donde diariamente se transportan más de 4 millones de mujeres, el 67 por ciento de los casos de abuso sexual ocurre en las líneas 1, 2 y 3 en las estaciones de Hidalgo, Pino Suárez, Balderas, Indios Verdes y Pantitlán.

En dichas estaciones se registran siete de cada 10 ataques de carácter sexual, la mitad de las agresiones ocurren en lugares como andenes, pasillos, accesos y vagones del tren en horarios pico de 8 a 10 de la mañana y de 6 a 9 de la noche, con una afluencia de más de 4 millones de mujeres transportadas.

Ante estas cifras, dijo la Presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, es inadmisible el argumento manejado por los creadores de la reforma al Código Penal que señalan que se han llenado los reclusorios por falsas acusaciones de este delito y que se extorsiona a hombres para que las mujeres no los acusen de abuso sexual.

Contreras Julián recordó que el dictamen que reforma el Código Penal del DF es también contrario a convenciones internacionales que México ha firmado y ratificado, como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres Belem Do Pará.

08/STP/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más