Inicio » Alerta Greenpeace daños a salud reproductiva

Alerta Greenpeace daños a salud reproductiva

Por la Redacción

Reducción en el conteo de esperma, aumento de la infertilidad y anormalidades genitales en bebés son algunas consecuencias negativas a la salud reproductiva de la exposición a químicos peligrosos usados en perfumes, alfombras, electrónicos y ropa, entre otros, reveló hoy un informe de Greenpeace.

El informe “Frágil: nuestra salud reproductiva y la exposición química”, recopila los resultados de estudios científicos que muestran, por primera vez, un cuadro exhaustivo sobre el incremento de desórdenes en la salud reproductiva, debido a la creciente presencia de productos químicos en nuestras vidas.

Los estudios, realizados sobre contaminantes orgánicos persistentes (COP) y otras sustancias químicas peligrosas, han demostrado que los recuentos de esperma han bajado un 50 por ciento en los últimos 50 años en muchos países y que el descenso continúa en 1 por ciento anual.

Añade que ha bajado la calidad del esperma en hasta un 20 por ciento; que el recuento de esperma en jóvenes europeos es muy bajo; que la infertilidad afecta actualmente a entre 15 y 20 por ciento de parejas en países industrializados (a principios de los años 70 la infertilidad era de entre 7 y 8 por ciento), y que las niñas llegan a la pubertad a edades cada vez más tempranas en algunas regiones. Además de que el cáncer de testículos se ha vuelto algo común.

Greenpeace analizó la presencia en la sangre de adultos y de niños de una amplia gama de sustancias químicas sintéticas elaboradas por los seres humanos y encontró que por lo general, la placenta no suele actuar como barrera contra las sustancias químicas presentes en el cuerpo de la madre.

Se ha descubierto también que tanto el líquido amniótico en el que se desarrollan los fetos como el flujo sanguíneo hallado en el cordón umbilical contienen sustancias químicas peligrosas.

La proporción de nacimientos entre hombres y mujeres también ha cambiado en algunos lugares y los defectos de nacimiento en el sistema reproductivo están aumentando notablemente en bebés de sexo masculino.

“Estas investigaciones evidencian el vínculo entre la exposición de los humanos a químicos y los daños en nuestro sistema reproductivo. Cualquier sustancia química que pueda potencialmente dañar a los humanos debe ser retirada y sustituida por opciones seguras”, dijo David Santillo, coautor del informe y miembro de la Unidad Científica de Greenpeace.

Estos químicos representan apenas una parte del problema. La mayoría de los químicos que se utilizan comercialmente nunca han sido probados para saber si son seguros o no para la salud humana y el ambiente.

“Este tipo de investigación debe ser considerada para enlistar sustancias químicas que actualmente no se incluyen en el futuro inventario de emisiones de nuestro país (el Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes)”, afirmó Marisa Jacott, coordinadora de la campaña de tóxicos de Greenpeace México.

En la legislación de la Unión Europea (REACH /2) actualmente se analiza la posibilidad de que existan controles e inspecciones mucho más estrictas para el uso de químicos, pero ciertos fabricantes presionan para que esto no suceda y que la Ley no prohíba el uso de sustancias que podrían dañar nuestro sistema hormonal y órganos sexuales.

Gobiernos y miembros del Parlamento Europeo tendrán que votar en la Unión Europea la regulación sobre químicos a finales de este año.

“México necesita una legislación en materia de sustancias químicas en la cual se aplique el principio precautorio y que no autorice el uso de sustancias y preparados químicos que pueden dañar la salud humana o el ambiente”, concluyó Jacott.

Entre los químicos están dañinos están los alquilfenoles, que se utilizan en productos de higiene personal; plaguicidas, usados en las industrias textil, del cuero y en actividades agrícolas.

Polímeros, disolventes y fijadores, usados en cosméticos y productos de higiene personal y que provocan toxicidad testicular, reducción de la distancia anogenital, hendidura en el pene, hipospadia, reducción de la fertilidad masculina y femenina y daños al feto, entre otros.

06/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: