Inicio Alianza por la Calidad de la Educación fortalece escuela privada

Alianza por la Calidad de la Educación fortalece escuela privada

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), convenida por Felipe Calderón Hinojosa y la presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, “fortalece la escuela privada, no la pública”, deteriora las condiciones laborales de alrededor de un millón 250 mil maestras y maestros de los cuales el 70 por ciento son mujeres y pretende desaparecer la educación especial en el país.

Así lo informó a Cimacnoticias Luz María Salazar Aguilar, integrante de Movimiento Democrático Nuevo Sindicalismo del SNTE, luego de que el día de ayer, a casi tres meses de huelga, el Movimiento Magisterial de Bases de la Sección 19 de Morelos, regresó a clases e iniciaron con ello la segunda fase de la protesta en contra de la ACE, que consiste en rechazar todas las políticas de este acuerdo, como las evaluaciones a alumnos y docentes desde las aulas.

Además Salazar Aguilar, quien calificó la ACE como un acuerdo político entre dos particulares, manifestó que este convenio entre Elba Esther Gordillo y Felipe Calderón tiene como finalidad la privatización de la educación en el país, que iniciaría por la inversión privada en infraestructura de las escuelas de educación básica.

La intención es “que cada empresa adopte una escuela en lugar de destinar mayores recursos a la educación por parte del Gobierno mexicano”, manifestó Luz María Salazar, trabajadora social que por más de 15 años laboró en las Unidades de Servicio de Apoyo a la Escuela Regular (USAER).

Asimismo, refirió que con la ACE las y los docentes verán “seriamente afectadas sus condiciones de trabajo”, pues la tendencia, dijo, es contratar a personal técnico por lapsos de tres meses.

El SNTE “no se preocupa por las condiciones en las que dan clases los maestros, ni por mejorar sus salarios, que frente a los aumentos a la canasta básica, no es nada”, expresó la sindicalista.

Refirió además que el personal docente contratado por tres meses bajo el Código 20 no reciben las prestaciones y derechos básicos como aguinaldo y vacaciones.

Por estas razones, dijo, las y los maestros tienen que laborar en dos plazas más y en el caso de las mujeres, ellas desempeñan también la tercera jornada en sus casas.

La integrante del Movimiento Democrático Nuevo Sindicalismo del SNTE añadió que la ACE es sólo un agravio más a las y los profesores, los cuales por las características de su trabajo ven afectada su salud laboral. “En las secundarias, sobre todo, las y los maestros viven en constante estrés, realizan jornadas muy intensas de mucha presión”, relató.

Ante esta situación Luz María Salazar festejó que las y los profesores se manifiesten y organicen en entidades del país donde “nunca habían estado en movilización, como Morelos, Coahuila, Quintana Roo, porque hay mucha gente que ya no aguanta”.

De acuerdo con la evaluación continua de docentes y las y los estudiantes en el país, la sindicalista manifestó que es necesaria, pero “siempre y cuando primero se capacita a las maestras y maestros”, pues mencionó que aunque la Ley General de Educación establece que el maestro debe ser capacitado dentro de sus horarios de trabajo, “no les importa la educación, sólo les importa que la ACE fortalece la escuela privada, no la pública”.

Para la creación de este “acuerdo político” (ACE) manifestó con descontento Salazar Aguilar “no consultaron a los que desempeñan la docencia como labor diaria”. Además, aseguró que ni siquiera se les dio la información porque “no existe ningún documento serio sobre la Alianza”.

Los sistemas de evaluación como Enlace, con la que se califica la capacidad de las y los docentes, con base en los resultados del grupo, “no son indicadores confiables de que las y los estudiantes estén aprendiendo, es una forma de mecanizar la educación”.

EDUCACIÓN ESPECIAL

La propuesta que incluye la ACE sobre incorporar a las y los niños y adolescentes que requieren educación especial “es una simulación”, porque ellas y ellos, dijo, requieren de personal que haya recibido una formación especializada y que además les dedique el tiempo suficiente.

“Las autoridades ven a esta población como personas que no les van a retribuir su educación, de donde no van a obtener ganancias, por eso quieren desaparecer la educación especial”, indicó.

Asimismo, Luz María Salazar expresó que tan sólo en la ciudad de México las madres llevan a sus hijas e hijos con algún tipo de discapacidad a escuelas de educación especializada, como los distintos Centro de Atención Múltiple (CAM), donde cursan la educación básica o reciben talleres de oficios, “vienen del Estado de México, viajan diariamente varias horas”.

Por ello, la sindicalista concluyó en que el Gobierno mexicano “no puede seguir simulando con esta población”, tienen que frenar la ACE para evitar que la educación especial desaparezca.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más