Alumnas de la UNAM, con amplios conocimientos de género

    Reciben reconocimiento tras simulación de juicio
Alumnas de la UNAM, con amplios conocimientos de género
Cimac | México, DF.- 13/12/2005

Anel Ortega Moreno, Mayra López Pineda y Tamara Deneb Medina Rubio, alumnas de la Facultad de Derecho de la UNAM, ganaron la Segunda Simulación de un Juicio de Derechos Humanos de las Mujeres, la cual fue convocada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas y el Instituto Nacional de las Mujeres.

El concurso consistió en la réplica de un juicio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en abordar estas garantías desde una perspectiva de género al aplicar instrumentos jurídicos específicos, explicó Anel Ortega Moreno.

En el certamen, realizado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de esta casa de estudios, participaron ocho instituciones del Distrito Federal donde se imparte la carrera de Derecho.

Ortega Moreno aclaró como es una simulación para la Corte: el jurado estuvo integrado por especialistas en derechos humanos. El propósito del encuentro fue darle una difusión más amplia a este tema para así lograr una aplicación práctica encaminada a tratar de superar las diferencias que hay entre hombres y mujeres.

Al respecto, la alumna Tamara Deneb Medina Rubio detalló que el caso a resolver era el de una mujer y dos hombres detenidos de manera arbitraria. Los varones son dejados en libertad, mientras ella es consignada y sufre una serie de violaciones a sus derechos humanos, empezando por la discriminación.

Si bien en el papel existen diversos instrumentos, incluso internacionales, que protegen específicamente las garantías de las mujeres, en la práctica la equidad y la igualdad no son una realidad, subrayó la también universitaria Mayra López Pineda.

A pesar de que existan instrumentos jurídicos, recalcó, la existencia de prejuicios y discriminación hacia el sector femenino, tanto en la sociedad como entre quienes imparten justicia, es uno de los principales aspectos que impiden la correcta aplicación de las leyes.

Medina Rubio destacó que en la final del concurso compitieron con la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Azcapotzalco. La dinámica fue la siguiente: cada equipo participante presentó un escrito de demanda o contestación, dependiendo del papel a representar, comisión o Estado. En la segunda etapa se hizo la defensa oral, donde los jueces tenían la opción de interrumpir el proceso para hacer preguntas sobre derechos humanos o acerca del tema.

Carlos Martinela, asesor del equipo ganador junto con Aarón Flores, ambos alumnos de la FD, señaló que aunque para las ganadoras no hay premios específicos, sino únicamente un reconocimiento, esta experiencia es interesante porque las alumnas de la UNAM demostraron un alto nivel de conocimientos en esta área.

Para Anel Ortega Moreno estos derechos no deben quedar sólo en leyes, sino trasladarse a políticas públicas. "Esta experiencia me enriqueció mucho, porque pude conocer cuestiones que ignoraba y complementarlas con la formación que he recibido en la Facultad".

A su vez, López Pineda consideró que a pesar de tratarse de un caso simulado, "este tipo de situaciones ocurren en la realidad y hay posibilidades de que se nos presenten en nuestra trayectoria profesional".

"Este concurso también nos enseñó que hay leyes nacionales e internacionales donde se protegen los derechos humanos de las mujeres, las cuales son aplicables en México", reconoció.

Finalmente, Tamara Deneb Medina Rubio consideró que esta experiencia le amplió el panorama sobre la situación femenina. "A pesar de que existe una Comisión Interamericana, el Estado mexicano debe reflejar los avances en la materia y nosotros, como abogada y abogados, debemos exigir la aplicación de estas leyes", concluyó.

05/GV/YT