Inicio Ama la Vida, opción para las y los farmacodependientes de Tacubaya

Ama la Vida, opción para las y los farmacodependientes de Tacubaya

Por Lourdes Godínez Leal

Las y los jóvenes farmacodependientes de la colonia Tacubaya cuentan con un espacio diferente, donde pueden recibir atención a sus adicciones y sus familiares participan en su rehabilitación.

En entrevista con cimanoticias, Rogelio Araujo, director de la Fundación Ama la Vida, explicó que a diferencia de los anexos, este lugar cuenta con tres modalidades de atención.

La primera, llamada Unidad Residencial de Tratamiento, es el centro de atención donde las y los jóvenes llegan a pedir ayuda; la Residencial o semirresidencial, donde los jóvenes son rehabilitados pero no se quedan permanentemente en la institución, y el Tratamiento Ambulatorio Externo.

Fundada en 1991, esta institución de asistencia privada hace un trabajo interinstitucional, con las comunidades de la unidad territorial, con las escuelas y con otros grupos.

Actualmente trabaja con cuatro grupos familiares y con un grupo de jóvenes que presentan esta problemática, sus edades fluctúan entre los 13 y los 35 años, señaló el maestro Rogelio Araujo.

El programa incluye sesiones de trabajo multifamiliares una vez a la semana durante dos horas.

Las y los jóvenes que llegan a la fundación, indica, son canalizados de otras instituciones como el Centro de Integración Juvenil, del programa de Fundación Azteca Vive sin Drogas y del Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic).

La farmacodependencia se presenta más en los hombres que en las mujeres pues, indicó Araujo, 60 por ciento de ellos consumen algún tipo de droga, mientras que las mujeres se ubican en el 40 por ciento.

Sin embargo, dijo, los problemas que enfrentan a causa de este padecimiento es diferente pues las mujeres, aparte del rechazo de la sociedad por ser adictas, debido a los trastornos producidos por el consumo de sustancias tóxicas pueden caer en prostitución, embarazos no deseados, depresión e incluso suicidio.

Asimismo, indicó que cada vez es mayor la inclusión de niños en la farmacodependencia, pues ahora ya suman 10 por ciento de la población enferma, mientras que las personas mayores de 35 años representan 15 por ciento.

Araujo explicó que entre los objetivos de la institución está brindar protección y seguridad a las y los jóvenes adictos; dijo, es importante que no se les saque de sus hogares y que mantengan el contacto con sus familiares, pues los tratamientos son largos, de entre dos años y medio y tres años.

Por ello, indicó, esta fundación cuenta con personal especializado en salud mental, pedagogos, trabajadores sociales, médicos, sicólogos sociales y especialistas en farmacodependencia.

Finalmente, indicó que no existen instituciones que involucren a los hijos de las madres que padecen algún tipo de adicción, por lo que es necesario contar con un espacio que contemple a estos pequeños que pueden llegar a padecer esta problemática.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más