Inicio América Latina: Mortalidad materna, una tragedia evitable

América Latina: Mortalidad materna, una tragedia evitable

Por la Redacción

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Latinoamérica y el Caribe mueren más de 20 mil mujeres al año en edad reproductiva por motivos relacionados con el embarazo y el parto, lo que significa una defunción cada 25 minutos.

Pero lo más doloroso es que alrededor del 80 por ciento de esas muertes podrían evitarse si se cumplieran las estrategias establecidas por los organismos sanitarios internacionales.

Se sabe qué intervenciones son eficaces, y que la inversión en maternidad sin riesgo no sólo reducirá la mortalidad y la discapacidad materno-infantil, sino que también contribuirá a la mejor salud, calidad de vida y equidad para las mujeres, sus familias y las comunidades, señala Prensa Latina.

Por otra parte, la muerte materna no es un hecho aislado, sino la culminación de un complejo proceso en el que intervienen múltiples factores y donde las causas, perfectamente identificadas, se establecen con claridad.

Relativa desventaja sufren las féminas en el logro de sus derechos fundamentales, como la educación y la salud, el trabajo y el reconocimiento social en igualdad con los hombres.

Soportan la falta de atención sanitaria más elemental desde que son niñas, la ausencia de cuidados en la adolescencia, no tener derecho para decidir el número de hijos que desean y el momento para tenerlos, así como la violencia sexual.

Desatención prenatal y calificada en el momento del parto, son también factores que desencadenan las causas médicas responsables de una muerte materna.

Mención especial requiere el aborto inducido, una de las complicaciones más frecuentes del embarazo no deseado, cuyas cifras van en aumento, en gran medida, debido a la ilegalidad del procedimiento.

Se estima que en América Latina cada año se realizan cuatro millones de abortos que provocan seis mil muertes maternas, fundamentalmente en países como Argentina, Paraguay y Chile, seguidos de Colombia, Perú, Brasil, Panamá y México.

El acceso oportuno a las instituciones de salud, el mejoramiento de la cobertura de los servicios para el parto, adecuada atención prenatal, son algunas medidas que pueden prevenir la tragedia que viven tantas madres en el área.

Sin embargo, a pesar de que entre las metas de desarrollo del milenio en materia de salud está este importante tema, expertos consideran que será muy difícil de cumplir.

En ese sentido, Ricardo Fescina, titular de la Oficina de Salud Materna para las Américas de la OPS, recién detalló que en este aspecto el objetivo es reducir dichos decesos en tres cuartas partes antes de 2015, “para lo que falta todavía bastante”.

Según el funcionario, obstáculos como el hecho de que el continente americano sea “el más injusto” del planeta y que las metas trazadas sean “ambiciosas”, limita la posibilidad de éxito.

Lo preocupante es la gran disparidad existente entre las naciones, pues mientras en países como Uruguay la citada tasa es de 11.1 y en Chile de 12.2, en Bolivia es de 290 y en Haití de 523, la más elevada.

Es por ello que para acelerar los avances sería necesario hacer más esfuerzos, invertir más en salud y en desarrollo comunitario, pero en especial en lograr que los servicios materno-infantiles o perinatales sean gratuitos, acotó.

*La autora es Doctora en Medicina y periodista de la Redacción de Ciencia y Técnica de PRENSA LATINA serviex@prensa-latina.cu

2005/VC/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más