Inicio » AMLO se compromete a combatir la violencia de género

AMLO se compromete a combatir la violencia de género

Por María de la Luz González

Combatir la violencia de género e impulsar la participación de las mujeres en los espacios de la toma de decisiones fueron dos de los compromisos que asumió hoy el candidato del PRD a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, durante un encuentro con Organizaciones no Gubernamentales (ONG) de derechos humanos.

Aunque se declaró “partidario del derecho a la diversidad (sexual)”, e hizo un breve recuento de las propuestas planteadas por las ONG, el candidato no se refirió de manera específica a la demanda de impulsar la homologación de las legislaciones locales con la federal en materia de aborto y de garantizar a las mujeres el acceso a este procedimiento.

La propuesta fue presentada por Martha Juárez, del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), quien destacó que las mujeres en México siguen muriendo por complicaciones evitables del embarazo y el parto.

Le recordó al político que sigue sin cumplirse en el país plenamente la recomendación 36 del Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación hacia la Mujer (CEDAW) que insta a atender la alta tasa de mortalidad materna.

También busca garantizar a las mujeres el acceso a los servicios de salud reproductiva, anticoncepción de emergencia y el aborto, así como homologar las legislaciones que establecen las causas legales para aplicar el procedimiento, de acuerdo con los estándares más altos, enfatizó Martha Juárez.

La activista propuso sostener el Estado laico, definirlo en la Constitución y establecer sanciones para los servidores públicos que incumplan la normatividad; impulsar la armonización de la legislación en materia de aborto y desarrollar indicadores de género en los programas y políticas públicas.

Demandó además mecanismos para garantizar el cese de la violencia en contra de las mujeres, tipificar el delito de feminicidio y sancionar la omisión y negligencia en que incurran servidores públicos al investigar estos hechos.

Planteó la necesidad de promover reformas legislativas para evitar prácticas discriminatorias en materia de trabajo y familias y de incluir en la Constitución el derecho a la no discriminación por orientación sexual.

En materia de participación política, pidió el cumplimiento efectivo de las leyes de cuotas, que obligan a los partidos a garantizar espacios a las mujeres en los cargos partidistas y candidaturas a puestos de elección popular, demandas con las que López Obrador declaró estar también a favor, aunque matizó “sobre las cuotas, no me hablen de cuotas, no es un problema de cantidad, sino de calidad”.

En su respuesta a los planteamientos de las ONG, López Obrador se detuvo más en los temas de política social y económica, prometió que, de ganar la elección, se diseñará una política migratoria integral y se declaró a favor de que las denuncias por difamación y calumnia, que se han empleado como medios para agredir a las y los comunicadores en el país, se ventilen por la vía civil y no por la penal.

“La principal violación (a los derechos humanos de los mexicanos) es estar aplicando una política económica que empobrece a la gente”, sostuvo López Obrador en la reunión que se llevó a cabo en el Centro Universitario Cultural de la UNAM.

Las ONG le pidieron también asumir compromisos en materia de justicia para los crímenes del pasado, ante el evidente fracaso de la Fiscalía creada en este gobierno para resolver los asesinatos, desapariciones forzadas y otras violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado durante la “guerra sucia” y las matanzas estudiantiles del 2 de octubre de 1968 y 1971.

Al respecto, el candidato manifestó su desacuerdo con la creación de Fiscalías y otros organismos “porque pulverizan la función del gobierno” y trató de justificar con ese argumento su rechazo a la constitución del órgano de transparencia del Distrito Federal durante su gestión como jefe de Gobierno.

A los reclamos de algunas ONG, en el sentido de que durante su gobierno el trato con las organizaciones de la sociedad civil fue difícil y distante, López Obrador respondió que es parte del trabajo de gobernar y que “no se puede quedar bien con todos”, pero ofreció a los asistentes a la reunión establecer un canal directo para el diálogo, a través de una integrante de su equipo, Martha Pérez Bejarano.

06/MLG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: