Inicio Analizan las “razones profundas” de la muerte materna

Analizan las “razones profundas” de la muerte materna

Por la Redacción

Las razones profundas de la muerte materna, como la desigualdad, racismo, machismo y privatización de servicios, pese a los contextos diferentes de México, Bolivia, Ecuador y Brasil, se pusieron en evidencia en el Foro que sobre el tema realizó la Red de Salud de las Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC).

Las experiencias de los cuatro países desde la mirada de las organizaciones de mujeres fueron expuestas en este encuentro, donde las razones de la muerte materna son profundas, pese a que el contexto de cada país es significativamente diferente, en relación a población, número y tasa de muerte materna.

Estas razones tienen que ver con el no-reconocimiento de los derechos ciudadanos de las mujeres, los obstáculos que las instituciones patriarcales ponen para la toma de sus decisiones reproductivas, el racismo, la privatización de los servicios de salud, la pobreza y las políticas públicas influenciadas desde posiciones fundamentalistas, así como la negativa de los Estados a la participación política de las mujeres organizadas, señala Adital.

En Bolivia desde las organizaciones de mujeres se analizó el entorno político adverso como producto de crisis prolongadas y la alta movilización social indígena, en lucha contra el colonialismo racista patriarcal criollo, que se ha expresado históricamente en el rechazo a la mayoría indígena, que asciende al 61 por ciento de la población.

En el Foro de RSMLAC, las bolivianas denunciaron los vaivenes de los programas de salud que avanzan y retroceden al enfoque más tradicional, considerando las necesidades del “binomio materno infantil”.

Las mujeres más expuestas a morir en Bolivia a consecuencia de complicaciones del embarazo o el parto en su mayoría son analfabetas o con bajo nivel educativo, el 47 por ciento tiene menos de 30 años.

Aunque la legislación permite el aborto en determinadas circunstancias, las barreras a su atención son causa importante de muerte materna. Los sectores fundamentalistas han impedido la aprobación de la Ley Marco de Derechos Sexuales y Reproductivos, a pesar del esfuerzo de las organizaciones feministas del país.

MÉXICO Y ECUADOR RUMBO A LA PRIVATIZACION

En México una preocupación de las mujeres feministas es la revisión de la legislación como base de las políticas públicas. De manera permanente tratan de acercar la voz de las mujeres con el poder legislativo, promover el conocimiento de la ley por parte de legisladores “para que cumplan con la deuda histórica que tienen con las mujeres”.

Criticaron la progresiva privatización de los servicios, amparada en la reforma de la salud, la manipulación política del programa “Arranque Parejo en la Vida”, que ha servido más como plataforma de propaganda política de Martha Sahagún de Fox, y depende de donaciones, con lo cual el objetivo de reducir la mortalidad materna deja de ser una prioridad oficial para depender de la iniciativa privada.

Las activistas mexicanas señalaron la inequidad en la distribución de los recursos, en tanto Chiapas, con una mortalidad materna de 92,3 por 100 mil nacidos vivos recibe 926 mil pesos, mientras Nuevo León con una tasa de mortalidad de 28 por la misma tasa obtiene 24 millones de pesos, que evidencia la exclusión de la población indígena.

En México mueren mil 400 mujeres por año, las mujeres más afectadas son indígenas y aunque México con la mitad de población del Brasil, el número de muertes maternas es similar.

Las especialistas ecuatorianas indicaron que en Ecuador se presentó una experiencia de formación de Comités de Usuarias previstos en la Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia.

Como parte de la privatización de la salud, la ley establece la “corresponsabilidad en el autocuido de la salud” por parte de las comunidades, prevé la participación de las organizaciones de mujeres, favorece alianzas con otras organizaciones de la sociedad civil, la capacitación de mujeres para la demanda de sus derechos y el conocimiento de las causas de la mortalidad materna.

La conformación de los Comités de Usuarias ha permitido coordinaciones con los gobiernos locales y la difusión de información.

BRASIL EL MÁS AVANZADO

Brasil con 20 años de experiencia en el Programa de Atención Integral de Salud de la Mujer (PAISM) es el país de América Latina que más ha avanzado en la legislación, las políticas, los programas, la normativa, la calidad de atención y la asignación de recursos para la prevención de las muertes maternas y la atención de las mujeres.

Ocurren mil 600 muertes por año, la razón de mortalidad materna es estimada entre 69 a 73 por 100 mil nacidos vivos. La mayoría de las mujeres muertas son negras, las que tienen 1,7 por ciento más riesgo de muerte en relación con las blancas.

Las mujeres expresaron que es necesario que los servicios públicos dejen de conformarse con funcionarios que asumen por relaciones políticas y no por su capacidad profesional, y demandaron mejorar el financiamiento de las propias políticas públicas y las inversiones en salud.

También mejorar las estadísticas con relación al aborto y conocer más sobre las 238 mil mujeres que cada año ingresan al Sistema Único de Salud por causas relacionadas al aborto.

05/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content