Inicio » Anorexia y bulimia, la dictadura de la moda

Anorexia y bulimia, la dictadura de la moda

La legisladora francesa Valérie Boyer presentó un proyecto de Ley que pretende detener la promoción de los trastornos alimenticios, como la anorexia o la bulimia, en los medios de comunicación franceses, con penas de hasta tres años de prisión y más de 70 mil dólares en multas.

Así lo informó, la organización The Women’s UN Report Program Network en su página de Internet. Así, en la llamada capital de la moda y la alta costura, la tercera semana de abril se aprobó una iniciativa de Ley encaminada a detener la proliferación de sitios Web que promuevan trastornos en la alimentación.

El proyecto de ley, aprobado por la cámara baja del Parlamento, se enfrentará al voto del Senado y de ser aprobado se sancionaría a cualquier medio de comunicación, incluyendo revistas y sitios Web, que promuevan trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia, con penas de hasta tres años de prisión y más de 70 mil dólares en multas.

Dicha Ley, abunda The Women’s UN Report Program Network, fue propuesta por Valérie Boyer, legisladora conservadora de las Bouches-du-Rhône, región del sur de Francia, y respaldada por el ministro de salud del gobierno, Roselyne Bachelot.

La idea es centrar la atención en las instituciones que promueven los trastornos alimenticios de toda la esfera social. Nace de la reflexión entre la sociedad francesa, sobre la muerte en el 2006 de la modelo brasileña Ana Carolina Reston por anorexia.

En entrevista con la agencia de noticias Associated Press, Valérie Boyer aseguró “el entorno sociocultural y los medios de comunicación favorecen la aparición de una mala conducta nutricional, por lo que es necesario actuar de inmediato.

Con la propuesta de ley, las y los legisladores franceses están tratando de dominar un turbio mundo de cerca de 400 sitios donde se promueven a “ana” y “mia”, sobrenombres de la anorexia y la bulimia.

Desde el año 2000, este tipo de sitios Web se han multiplicado en muchos idiomas, ofreciendo a las mujeres jóvenes consejos burdos sobre como volverse anoréxica o bulímica y ocultar la pérdida de peso ante sus padres.

La Ley propuesta por Valérie Boyer pretende volver ilegal toda provocación que busque la excesiva pérdida de peso mediante el fomento de la privación prolongada de la alimentación lo que desencadenaría poner en riesgo la vida.

ANOREXIA, BULIMIA Y MUJERES

Cifras oficiales indican que los trastornos de la alimentación, sobre todo la anorexia y la bulimia, afectan entre el 1 por ciento y el 5 por ciento de la población universitaria en los países desarrollados. Y de esta cifra 95 por ciento son mujeres.

El portal Wikipedia, define la anorexia como un trastorno alimenticio, caracterizado por la privación de comer y por la pérdida excesiva de peso. El término anorexia significa literalmente pérdida del apetito, sin embargo, esta definición es engañosa ya que las personas con anorexia con frecuencia tienen hambre, sin embargo, rechazan la comida, señala Wikipedia.

La pérdida de peso extrema en las personas con anorexia puede conducir a problemas de salud e incluso a la muerte y las personas que padecen esta enfermedad tienen agudos temores a engordar y se ven a sí mismas gordas, incluso cuando están muy delgadas. Pueden tratar de corregir esta imperfección limitando la ingestión de comida de manera estricta y haciendo excesivo ejercicio con la finalidad de perder peso.

Mientras que la bulimia (hambre en exceso) es un trastorno mental relacionado con la comida, su característica esencial consiste en que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de pérdida de control, suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a sufrir episodios de ingestas compulsivas.

Un atracón consiste en consumir en un tiempo inferior a dos horas una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de individuos comerían. A pesar de que el tipo de comida que se consume en los atracones puede ser variada, detalla Wikipedia generalmente se trata de dulces y alimentos de alto contenido calórico (como helados, pasteles o chocolate).

Las personas con este trastorno se sienten muy avergonzadas de su conducta, por lo que intentan ocultar los síntomas. Los atracones se realizan a escondidas o lo más disimuladamente posible. Los episodios suelen planearse con anterioridad y se caracterizan (aunque no siempre) por una rápida ingesta de alimento.

Otra característica de este trastorno la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. Muchas personas usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito. Este método lo emplean el 80-90 por ciento de las personas que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento, otras conductas son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio físico muy intenso y ayuno.

INTERNET Y LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS

“Me apuesto que perderé 5 kilos en 4 días, ¿y tú?”. “¿Has probado la dieta del té rojo?”. “¿Qué puedo hacer para que mis padres no se enteren?”. “¿Cómo puedo auto castigarme sin que se note?

Estos son algunos de los testimonios que se pueden leer en algunas páginas de Internet que promueven la bulimia y la anorexia entre niñas, niños y adolescentes y que se identifican como sitios:”PRO –Ana- por anorexia y PRO -Mia – por bulimia, señala el portal español Orange.

Detalla que las usuarias son en su mayoría mujeres menores de edad que han hecho del “no comer” un estilo de vida, y en Internet han encontrado el modo de compartir sus experiencias y hasta de promover la utilización del dolor: la autoagresión como un sistema válido para “quemar calorías”, doblegar la voluntad y castigar al propio cuerpo.

La existencia de estas páginas pro-bulimia y pro-anorexia fue descubierta por las y los médicos de varios hospitales al observar que muchas de su pacientes en fase inicial de la enfermedad conocían trucos y artimañas propias de aquellas que ya llevaban varios años padeciendo algún trastorno de la conducta alimentaria.

La información del portal detalla que la influencia que estas comunidades virtuales pueden tener a la hora de acelerar una enfermedad es alarmante, sólo el 60 por ciento de las y los pacientes se recuperan; 30 por ciento arrastran secuelas y 10 por ciento mueren.

08/GTyMG/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: