Inicio Anualmente, un millón de mujeres son violentadas en México

Anualmente, un millón de mujeres son violentadas en México

Por Silvia Magally

Aunque un millón de mujeres acuden cada año a los servicios de urgencia por lesiones provocadas por la violencia familiar, Aurora del Río, directora del Programa Salud y Mujer de la Secretaría de Salud (SS), aceptó que no se cumple la norma que obliga a esta institución a atender el problema.

La funcionaria reconoció que el personal de la SS vive un contexto cultural que valida el uso de la violencia familiar, por lo que la Institución intenta revertirlo mediante un modelo piloto de capacitación que cree conciencia y sensibilice sobre el tema tanto al personal de los centros de salud como a los directivos.

Aclaro que las resistencias para abordar el problema de la violencia familiar no es privativo del sector salud aunque aceptó que los prestadores de servicios se niegan a dar aviso delos casos de violencia al Ministerio publico, así como llevar a cabo un registro de estos.

Más aún, Aurora del Río señaló que las mujeres no acuden a los servicios de salud en el momento que son lesionadas por temor y vergüenza, y admitió que el personal, o los profesionales de la salud, no investigan los casos, por lo que la norma creada en el año 2000 para atender la violencia no se cumple a cabalidad.

Por otro lado informó, en conferencia de prensa, que el Programa Mujer y Salud (Promsa) entregó para la atención de la violencia 34 millones de pesos a la Red Nacional de Refugios para Mujeres Maltratadas.

Por su parte, Alicia Leal, quien encabezó la comisión operativa de la Red, informó que esta violencia que aumenta hasta en un 75 por ciento cuando las víctimas buscan romper con este círculo, poniendo en riesgo su integridad física.

Explicó también que el 86 por ciento de las niñas y niños en situación de calle abandona sus hogares por agresiones y abusos sexuales, situación que las hace vulnerables a embarazos no deseados y a la prostitución.

Igualmente planteó que el 50 por ciento de los asesinatos de mujeres en el país ocurren a mano de sus parejas o ex parejas, mientras que las mujeres que terminan con la vida del agresor son confinadas en cárceles por haber defendido sus derechos.

Indicó que la violencia familiar va más allá de los intereses religiosos, políticos o económicos, y obliga al gobierno a trabajar con la sociedad organizada sólo por los intereses de las víctimas.

Informó que en la actualidad existen 14 refugios en el país para mujeres maltratadas y sus hijas e hijos, aunque existe el proyecto de la construcción de igual número de nuevos espacios en toda la Republica.

En tanto que la directora del Centro Integral de atención para la Mujer de Cancún (estado que tiene el primer lugar de violencia Quintana Roo Cancún), Lidia Cacho, lamentó que las víctimas de la violencia familiar sean calificadas como tontas y estúpidas por sostener relaciones violentas, planteó la necesidad de protegerlas en los albergues donde reciben una atención especializada.

En ese sentido, exigió del gobierno un presupuesto etiquetado para combatir este fenómeno, así como reforzar el trabajo de la sociedad civil organizada: “No dependemos –dijo- de los vaivenes políticos porque nuestro trabajo es para que las mujeres puedan abandonar el círculo de la violencia”.

Por su parte, la directora de Equidad de Género del Instituto Nacional de Desarrollo Social, Margarita López, dijo esperar que para el próximo año al menos exista un refugio para víctimas de la violencia familiar en cada estado.

También Margarita Guillén, de la Red Nacional de Refugios, tras recalcar la importancia de la denuncia, indicó que 40 por ciento de los suicidios de las mujeres está relacionado con la violencia familiar, y estimó que 70 por ciento de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez serían cometidos por sus parejas o ex parejas, y sólo 30 por ciento corresponderían a homicidios seriales.

Precisó que el objetivo de los refugios es, entre otros, evitar su consecuencias irreversibles en la salud de las mujeres violentadas, como discapacidades, trastornos mentales, abortos y embarazos no deseados, e implementar una cultura de paz en los hogares.

Recordó que mientras en México hoy día sólo existen 14 refugios para mujeres en situación de violencia, en la Estados Unidos existen cuatro mil.

Las activistas se pronunciaron también por cambios legislativos que garanticen la seguridad física de las mujeres víctimas y porque tengan acceso a un tipo de justicia que les garantice regresar con tranquilidad a sus hogares.

03/AVL/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más