Inicio Apelan sentencia del feminicida de Nadia Alejandra

Apelan sentencia del feminicida de Nadia Alejandra

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La defensa de Isidro López Gutiérrez, apodado “Matute”, uno de los dos asesinos de Nadia Alejandra, apeló la sentencia, emitida por Felipe Landeros Herrera, juez tercero de lo penal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), que condena al inculpado desde 2007, a 42 años de prisión por homicidio calificado (ventaja y traición).

Cabe recordar, que Nadia fue asesinada por su esposo Bernardo López Gutiérrez y su hermano Isidro, el 12 de febrero de 2004, en Villa Nicolás Romero, Estado de México, frente a su hija de 2 años y sus hijos de 4 y 5 años de edad, según las declaraciones de los niños, las cuales se ampliaron en dos ocasiones durante la averiguación, que se cerró el 8 de septiembre pasado.

De acuerdo con los menores de edad, Bernardo e Isidro golpearon a Nadia, la introdujeron a la cisterna y después con una soga enredada al cuello, la colgaron de una viga en el baño de su casa, simulando un suicidio.

La apelación se presentó el pasado 13 de octubre, cinco días después de la sentencia, y a la fecha el juez Landeros Herrera no ha resuelto si modificará la condena que dictaminó a “Matute”. El juez tiene un plazo de dos meses para señalar si la apelación se acepta o no.

En tanto, las autoridades mexiquenses, después de más de 5 años de litigio, a la fecha no han solicitado una fotografía o retrato hablado de Bernardo López Gutiérrez- quien está prófugo desde el día del crimen- para dar con su paradero.

Dos semanas después del crimen, María Antonia Márquez, madre de Nadia, y los dos hijos mayores de Nadia y Bernardo, rindieron su declaración sobre como fueron los hechos, y atestiguaron la violencia que Alejandra padeció a manos de Bernardo, quien la secuestró en mayo de 2003.

En esa ocasión, María Antonia llegó ante las autoridades mexiquenses, cuando acompañó a su hija (Nadia) a levantar un acta por agresiones y secuestro, en Atizapán, Estado de México, contra Bernardo López, sin imaginar que nueve meses después acudiría a las autoridades mexiquenses para denunciar el asesinato de Nadia. Y los siguientes cinco años en busca de justicia.

Cabe mencionar, que desde el levantamiento del cuerpo, las autoridades de la PGJEM incurrieron en diversas “irregularidades” mismas que definieron como errores humanos. Entre éstas destaca “el extravío” de la soga con que fue asfixiada, la casa donde ocurrió el asesinato no fue sellada lo que permitió que, días después del homicidio, familiares de Bernardo e Isidro quemaran lo que había en la casa de Nadia, lavaran la cisterna y hasta le colocaran una tapa nueva.

En espera de que Landeros Herrera rechace o acepte la apelación de la defensa de Isidro López Gutiérrez, la madre de Nadia exige a las autoridades del Estado de México, que en cumplimiento de su deber, encuentren a Bernardo y sea procesado por el mismo cargo que “Matute”.

09/GCJ/ LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más